La máxima seguridad llega a Angrois casi tres años después del accidente

stop

Siemens, Alstom y CAF se reparten la instalación del ERMTS en el Eje Atlántico y la curva de A Grandeira 

Núñez Feijóo y Mariano Rajoy en el lugar del accidente | EFE

en A Coruña, 28 de enero de 2016 (15:31 CET)

Las obras de instalación del sistema de seguridad europeo ERTMS en el Eje Atlántico y en el entorno de Santiago, incluida la curva de A Grandeira, arranca este enero, dos años y medio después del descarrilamiento del Alvia en Angrois, en julio de 2013.

El sistema de seguridad y protección está instalado en la mayor parte de las vías de alta velocidad, pero no estaba activo en el lugar del accidente. El tren se salió de vía operando con el sistema Asfa.

Siemens ha transmitido en un comunicado que este mes arrancan las obras de instalación en los tramos A Coruña-Santiago y Santiago-Vigo en el Eje Atlántico y en las proximidades de la capital gallega.

El proyecto fue adjudicado el 31 de julio del pasado año --más de dos años después del siniestro ferroviario-- por el consejo de administración de Adif Alta Velocidad a la Unión Temporal de Empresas formada por Siemens Rail Automation, Alstom y CAF Signalling por 63,2 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad