La marea gallega rompe a Podemos

stop

Un sector crítico del partido se desmarca de la dirección para impulsar una candidatura ciudadana que opte a la Xunta

Los críticos de Podemos en una reunión celebrada en Santiago

en A Coruña, 21 de junio de 2015 (04:35 CET)

El proyecto de una marea gallega para competir en las elecciones generales y autonómicas no acaba de sentarle bien a Podemos. Frente al entusiasmo que han mostrado en ocasiones formaciones como Anova o Esquerda Unida, a las que se ha sumado la mano tendida de BNG, el partido de Pablo Iglesias no ha aclarado todavía su posición. Breogán Riobóo, secretario xeral en Galicia, zanjó el asunto aseverando que no le corresponde a él, ni a Yolanda Díaz o a Xosé Manuel Beiras impulsar esa plataforma, que vive con cierta urgencia por la proximidad de las elecciones generales.

Pero si en AGE y BNG piensan en Madrid, ha sido por el lado de las autonómicas por donde ha prendido el primer fuego. Un sector crítico de Podemos ha ido por libre y ha acordado unirse para impulsar una candidatura ciudadana para las próximas elecciones a la Xunta en 2016. Lo decidieron este sábado, en una asamblea celebrada en Santiago y convocada por la corriente Podemos Cambiar Galicia, que compitió con la línea oficialista de Claro que Podemos por la secretaría xeral gallega. Su candidata fue la viguesa Ana Sánchez.

Debate abierto

"No queremos protagonizar nada, simplemente lanzamos la convocatoria porque alguien tiene que tomar la iniciativa", señaló la propia Sánchez. La idea es la conocida, que los partidos se unan en una misma plataforma y "se pongan al servicio de la ciudadanía", que debe ser la "protagonista".

Hasta la fecha, el debate en Podemos está entre la confluencia y su marca, con la variante de que la confluencia se pueda producir también bajo el paraguas de su marca. La asamblea de Vista Alegre fijó que el partido competiría por Moncloa y, aunque es cierto que en Galicia se alzan voces internas que piden ese movimiento bautizado como marea gallega, el partido no se movió de la línea marcada.

El asalto a la Xunta queda demasiado lejos como para plantear el debate en clave autonómica. Se equivocará, en todo caso, quien piense que Breogán Riobóo tiene un especial interés en competir por el sillón de Núñez Feijóo. La discusión está abierta y hay bastantes opiniones gallegas favorables a la confluencia.

Instrumentalizar las mareas

Sin embargo, desde el propio partido han adelantado los tiempos. Los críticos han acordado apoyar la elaboración de una especie de "tsunami gallego" que "no sea instrumentalizado" como pudien estar siendo "capitalizdadas" algunas mareas "hasta ahora". "Queremos que el protagonismo sea de la ciudadanía y que los partidos políticos aporten esa parte de experiencia que tienen para apoyar a los ciudadanos", explicó Sánchez.

La misma crítica ha realizado el que fue candidato a la secretaría xeral municipal por Xuntos Podemos en Santiago, Florentino Balado. "Entendemos que la gente que viene de los partidos políticos tiene mucho que aportar y así debe ser, pero no deben intentar capitaliza las candidaturas, que deben ser abiertas y participativas", aseguró.

Los partidos señalados, además del propio Podemos, son Anova y Esquerda Unida.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad