La fundadora de Podemos, Carolina Bescansa / EFE
stop

La candidata a liderar Podemos en Galicia se opuso desde Madrid a la fórmula del partido instrumental para En Marea y al acuerdo de las Generales de 2015

en A Coruña, 03 de octubre de 2018 (05:00 CET)

El aterrizaje de Carolina Bescansa en Galicia ha puesto en primer plano las elecciones internas de Podemos y ha desplazado la batalla que ganó Pablo Iglesias en Madrid a un nuevo escenario. El diputado Antón Gómez-Reino, afín al líder del partido, se disputará la secretaría xeral con la politóloga compostelana, que sobrevivía aislada de la dirección madrileña desde que se filtró por Telegram su plan para apartar a Iglesias del puesto de mando.

En la batalla por Podemos Galicia, partido de interiores convulsos desde su nacimiento, también se juega mucho En Marea, el espacio político de confluencia que se articuló como artefacto electoral para concurrir a las elecciones autonómicas y generales con el respaldo de Anova, Esquerda Unida y el propio Podemos.

Bescansa rechazó la creación del partido instrumental

Durante la trayectoria que ha seguido la confluencia, condenada también a abordar su reconstrucción por la fuerte oposición al liderazgo de Luis Villares, Bescansa no ha sido el mejor de sus apoyos. La fundadora de Podemos se opuso a la creación del partido instrumental que finalmente concurrió en las últimas elecciones autonómicas en las que Núñez Feijóo revalidó la mayoría absoluta.

Su apuesta era una coalición para dar un peso específico a la marca Podemos, frente a Anova y Esquerda Unida. Ese modelo chocaba con las experiencias previas de las elecciones municipales para conformar candidaturas de unidad popular que habían cosechado un importante éxito, pero fue el que defendió Carmen Santos, la actual secretaria xeral de Podemos Galicia y uno de los apoyos de Bescansa en su carrera por liderar el partido en la comunidad

Aquella crisis se cerró con una orden de Pablo Iglesias para que Podemos accediera a constituir el partido instrumental y activar un proceso participativo para abrir el espacio a la ciudadanía. Bajo la tutela de Santos, Podemos Galicia hace tiempo, en torno a dos años, que no participa de los actos de En Marea. 

Diferencias en las Generales

No fue la única vez que Carolina Bescansa puso palos en las ruedas para el entendimiento de las distintas sensibilidades de las llamadas mareas. Un año antes, en las elecciones generales de 2015, también había rechazado el acuerdo político logrado en Galicia entre Esquerda Unida, Anova y Podemos y que fue respaldado por Compostela Aberta, Ferrol en Común y Marea Atlántica. Al frente de Podemos estaba entonces Breogán Riobóo. Bescansa y Pablo Echenique estuvieron en Galicia para renegociar el pacto.

El proceso interno para elegir a la dirección gallega de Podemos precederá a la conformación de las candidaturas municipales y a la renovación que debe abordar también En Marea. La línea seguida por Carolina Bescansa y Carmen Santos propugna la presencia de la marca Podemos y las fórmulas de coalición, donde pueden hacer valer el volumen de inscritos en la formación morada. Las bases de Podemos Galicia respaldaron concurrir bajo esta fórmula en las municipales en una votación el pasado marzo. Solo diluirán la marca en Ferrol, A Coruña y Santiago, ciudades en las que respaldaron las candidaturas de unidad que ya gobiernan, Ferrol en Común, Marea Atlántica y Compostela Aberta.

Tres almas en Podemos Galicia

Además de las candidaturas de Carolina Bescansa y Antón Gómez-Reino, en Podemos Galicia aflora una tercera sensibilidad. La corriente anticapitalista se ha desmarcado de ambas listas y ha lamentado que el proceso de renovación interna acabe derivando en una lucha de poder.

"No tenemos intención de incorporarnos a listas que se mueven en esa lógica de repartición del poder o disputa de la baronía. Durante estos días decidiremos cuál es la mejor forma de introducir los debates estratégicos que nos parecen fundamentales", aseguró Anticapitalistas en un comunicado.

A su modo de ver, "es necesario romper con inercias y revolucionar Podemos Galicia" a través de un "nuevo programa que recupere la soberanía para el pueblo y que expropie el poder de las grandes empresas". "Necesitamos romper con los personalismos y la política de aparato".

Anticapitalistas apunta que "la estrategia de no tener proyecto y moverse a golpe de encuesta" ha provocado que Podemos a nivel estatal y gallego se haya "debilitado"; por lo que llama a configurar una "política firme" que sea capaz de "traducirse en un proyecto que aspire a ser mayoritario".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad