La lista de grandes organizaciones terroristas según sus ingresos

stop

El Dáesh o Estado Islámico basa su enorme facturación en el tráfico con el petróleo, según la mayoría de fuentes. Los altos ingresos contrastan con el bajo coste que tienen sus atentados más recientes

Terroristas del Estado Islámico.

Barcelona, 03 de abril de 2016 (18:33 CET)

Mantener una extensa organización criminal con tentáculos en diferentes lugares del mundo resulta caro. En cambio, realizar atentados como los más recientes de París y Bruselas es muy barato. Estas son las dos conclusiones principales de los datos que a día de hoy existen sobre las finanzas de los grandes grupos terroristas internacionales.

En este ranking, por encima de todos resalta un nombre: el del Dáesh o Estado Islámico. Esta agrupación, originalmente una escisión de Al Qaeda, ha sido capaz en pocos años de aumentar exponencialmente sus ingresos, en base sobre todo al tráfico con el petróleo, fruto de las conquistas en su ofensiva en Siria y parte de Irak.

El maná del petróleo  

Según un informe de la Harvard Kennedy School, publicado en febrero, el Daesh obtiene alrededor de 500 millones de dólares al año a través del contrabando del oro negro. ¿Entre sus clientes? Países de la zona, algunos de los cuales combaten a esta organización por la vía militar mientras, al mismo tiempo –Turquía está en la mira de todos--, engordan la caja de caudales de los terroristas.

La facturación total de este grupo criminal varía según las fuentes. Aunque todas la sitúan por encima de los 1.000 millones de dólares anuales. Según los datos del informe Índice del terrorismo global 2015, elaborado por el Institute for Economics & Peace y recogidos por el diario digital Bez, los ingresos del Daesh alcanzaron el pasado año los 2.200 millones de dólares.

Al dinero del petróleo hay que sumarle los robos a entidades financieras en las zonas donde actúa y las recompensas obtenidas en los múltiples secuestros que llevan a cabo.

FARC y Al Qaeda

Según este think thank australiano, la siguiente organización en la lista son las FARC colombianas. Este grupo guerrillero, que durante años ha mantenido su compleja estructura en base al dinero obtenido del narcotráfico, tiene una facturación cercana a los 1.000 millones de dólares.

A continuación figuraría Al Qaeda, el primer gran brazo militar del fundamentalismo islámico y responsable de numerosos atentados en EEUU y Europa hasta la llegada del Daesh --entre ellos los de Nueva York y Madrid, en la primera década de los 2000. En su caso, la facturación se situaría entre los 100 y los 150 millones de dólares actualmente, apunta el citado informe. 

Bajo coste de los atentados

Sin embargo, lo que más llama la atención en las finanzas de estos grupos es el bajísimo coste que tienen para ellos sus acciones criminales en grandes ciudades de Occidente. Según el Centre for Homeland Defensa and Security de California, los atentados contra la revista Charlie Hebdo que tuvieron lugar en París en Enero de 2015 tuvieron un coste aproximado de 6.000 dólares. Un dinero invertido en la falsificación de papeles y en la escasa logística de los ataques. 

Otro ejemplo: el coste económico de los atentados del 11-M en Madrid estuvo en el entorno de los 10.000 dólares. De los ataques más recientes que han tenido lugar en Francia y Bélgica en los últimos meses todavía no se tienen datos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad