La justicia fijará el destino de los 22,7 millones que fueron consignados por la aseguradora

stop

La sala podría decidir un reparto entre los afectados que asumieron gastos por los daños

13 de noviembre de 2013 (13:45 CET)

La Sala de la Audiencia Provincial de A Coruña que ha juzgado la catástrofe del Prestige será la encargada de decidir, en la ejecución de la sentencia, el destino de los 22,7 millones de euros de fianza que en su momento consignó para el proceso London P&I Club, la aseguradora del petrolero que hace 11 años provocó la mayor marea negra de Galicia.

Según han explicado fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), al haberse establecido que no existe responsabilidad penal, no se puede fijar una responsabilidad civil para asumir las eventuales indemnizaciones. La Fiscalía había reclamado en concepto de responsabilidad civil por los daños derivados de la marea negra 4.328 millones de euros.

Devolverlos o darlos a los afectados

No obstante, ahora en el proceso de ejecución de sentencia, la sala deberá decidir cuál es el destino de los 22,7 millones de euros consignados por la aseguradora del Prestige y, según las fuentes del TSXG consultadas, caben tanto la opción de que esa cantidad vuelva a London P&I Club como que se decida un hipotético reparto entre afectados que asumieron gastos por reparación de daños.

Al respecto, el presidente de la sala, Juan Luis Pía, que ha sido el encargado de dar lectura a la sentencia, ha apuntado que procede oír a la entidad aseguradora del Prestige sobre el destino de la suma consignada en el procedimiento para resolver su destino. Pía ha señalado que sólo está acreditado el delito de desobediencia por el que se condena al capitán del Prestige y ha precisado que de éste "no se derivan los daños y pérdidas ingentes".

Las dudas de 'Nunca Máis'

Por su parte, en declaraciones a los medios de comunicación tras la lectura de la sentencia, el abogado de la plataforma Nunca Máis, Pedro Trepat, no ha descartado que ese dinero pueda volver a ser reintegrado por la aseguradora.

En el proceso, figuraban, como responsables civiles directos, la aseguradora London P&I Club y el Fondo Internacional de Indemnización de Daños Debidos a la Contaminación por Hidrocarburos (Fidac). Como responsables civiles subsidiarios, la propietaria del buque, Mare Shipping Inc; la operadora Universe Maritime, y el Estado Español.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad