Vista del Pazo de Meirás en el concello coruñés de Sada | EFE

La jueza prohíbe a los Franco la retirada de bienes del Pazo de Meirás

La jueza prohíbe a la familia Franco retirar cualquier pieza del Pazo de Meirás y ordena realizar un inventario, que comenzará el próximo miércoles

La magistrada del Juzgado de Primera Instancia número uno de A Coruña prohíbe a la familia Franco retirar cualquier bien del Pazo de Meirás, a la vez que ordena realizar un inventario, que comenzará a realizarse el próximo miércoles

Así lo ha comunicado este lunes el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que ha estimado la petición de medida cautelar efectuada por el Estado. Además, la jueza ordena la realización de un inventario que abarque la totalidad de los bienes existentes, tanto en el interior como en el exterior del inmueble, situado en el municipio de Sada (A Coruña).

Mientras que el inventario no esté finalizado y la jueza lo autorice expresamente, la familia Franco no puede trasladar o retirar ningún tipo de bien de la finca. El inventario, que se elaborará con la colaboración de los técnicos de la Consellería de Cultura de la Xunta, comenzará a realizarse el día 11 de noviembre de 2020, a las 10.30 horas, bajo supervisión de la comitiva judicial.

La magistrada argumenta su decisión recordando que el pazo fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 2008, por lo que "goza de una protección integral" que, tal y como advierte el Estado, "“se extiende a todos sus elementos y componentes”. Además, entiende que es “patente” la urgencia de adoptar la medida cautelar, solicitada por el Estado tras hacerse público que la familia Franco contrató a una empresa de mudanzas para retirar de manera inminente los bienes del pazo. La jueza también subraya en el auto que el Juzgado “ha de velar por la integridad del bien y la efectividad práctica de la sentencia, en el caso de que la ejecución provisional llegue a convertirse en definitiva”.

Evitar el "vaciado"

En su petición de medida cautelar, el Estado asegura que la inmediata realización de un inventario es "necesaria" debido a la "celeridad con que los demandados pretenden proceder al vaciado del pazo de Meirás" y al “riesgo” de que un edificio “con sus especiales características y nivel de protección, sea vaciado sin ningún tipo de constancia de los bienes que se encuentran en su interior”. Además, justifica la solicitud de la medida para garantizar que su derecho a la propiedad del inmueble y de todos sus elementos o pertenencias “no se vea comprometido de cara a una eventual ejecución definitiva” de la sentencia.

El Juzgado también ha aceptado la solicitud de la Xunta de personarse en el incidente abierto a raíz de la petición de medida cautelar. El Gobierno gallego asegura que se ve “en la obligación de instar las medidas necesarias para la adecuada protección del Bien de Interés Cultural, con la finalidad de impedir, hasta ese día, cualquier actuación de los ejecutados que suponga un riesgo para la conservación y mantenimiento del bien en su integridad”.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad