La juez Pilar de Lara imputa a Besteiro

stop

El líder del PSdeG está siendo investigado por posbiles delitos de cohecho, tráfico de influencias y prevaricación en el 'caso de O Garañón'

José Ramón Gómez Besteiro | EFE

en A Coruña, 03 de julio de 2015 (18:20 CET)

El líder del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, y el ex alcalde de Lugo, José López Orozco, han sido imputados en el llamado caso de O Garañón, una urbanización que se levantó junto al Parque Rosalía de Castro, el principal pulmón verde de la capital lucense.

El Juzgado de Instrucción Número 1 de Lugo, cuya titular es Pilar de Lara, ha imputado a los dos dirigentes socialistas por posibles delitos contra la ordenación del territorio en la concesión de licencias para utbanizar la finca, según ha confirmado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. En concreto, De Lara imputa al líder socialista por cuatro supuestos delitos de tráfico de influencias, cohecho, prevaricación y contra la ordenación del territorio. Al ex regidor socialista le imputa los mismos delitos excepto cohecho. Ambos están llamados a comparecer el 31 de julio.

El proyecto urbanístico levantó una importante polémica, con manifestaciones y encontronazos políticos, además de motivar distintos procesos judiciales.

Compra de un piso

Los hechos se remontan a 2005, cuando se aprobó el convenio de las torres de O Garañón en el que se garantizaba al promotor que, si la concesión de la licencia no se culminaba --como finalmente ocurrió, tras la denuncia de una asociación local-- sería indemnizado. Besteiro era en aquel momento concejal de Urbanismo del gobierno de Orozco.

A finales de 2004, el ahora líder socialista compró un piso al propietario de Construcciones y Promociones J. Díaz Fernández, quien pocos meses antes había vendido a un nuevo propietario (R.I.), con el que posteriormente ratificó el gobierno de Orozco el convenio de O Garañón, los terrenos (unidad de actuación CS5) en cuestión.

Dudosa procedencia del dinero

Según el auto de la jueza Pilar De Lara, Besteiro compró el 30 de diciembre de 2004 un piso a A. Q., propietario de Construcciones y Promociones J. Díaz Fernández, un piso ubicado en la lucense Avenida de Ramón Ferreiro, por un precio que el contrato sitúa en 138.232,78 euros.

 El contrato fue elevado a público en mayo de 2005 y, según los datos que le constan al juzgado, el dirigente socialista habría pagado en diciembre 36.000 euros en metálico y el resto hasta sumar los 138.232,78 euros pactados mediante un cheque.

Al respecto de los hechos, la resolución judicial hace constar varias cuestiones, empezando por el hecho de que una tasación inmobiliaria señala que un piso de las características y en la zona en la que lo adquirió Besteiro en 2005 tendría un valor "de entre 150.000 y 170.000 euros", superior al acordado.

También advierte que "no consta" la procedencia del dinero que supuestamente Besteiro entregó en metálico e incide en "lo inusual que resulta" que se pague "una cantidad de dinero tan importante en efectivo" en vez de hacerlo, como sería "lo normal", mediante "una transferencia bancaria".

Licencia para sí mismo

Al margen, el auto relata que utilizando el nombre del anterior propietario, A. Q., Besteiro se habría concedido a sí mismo como concejal de Urbanismo una licencia para el piso en cuestión pese a existir "un conflicto de intereses que le habría debido de llevar a abstenerse en la resolución del mencionado expediente".

Añade que, si bien la petición de licencia era por importe de 9.368,28 euros, finalmente las obras se elevaron a la suma de 52.200,84 euros según la factura emitida por Construcciones Pedrouzo, lo que habría supuesto "un enriquecimiento fraudulento en detrimento de los intereses municipales", toda vez que la tasa a pagar en el Ayuntamiento sería "notablemente superior a los 385,53 euros" abonados.

"Por cierto, que dicha autoliquidación de tasas fue realizada por A.Q. y no por Besteiro, no constando tampoco que éste ulteriormente hubiera reembolsado (al primero) el importe de tales tasas", apostilla. Además, la factura de Pedrouzo se formalizó cinco años después de las obras, en 2010, cuando estaba en marcha la Operación Carioca, en la que esta firma fue investigada.

Garajes para Orozco

Por otra parte, el auto también constata por escritura pública del 5 de enero de 2006 (cinco días después de que se aprobara en pleno municipal la ordenación de la unidad de actuación CS5, de las cuestas del parque) que López Orozco compró a Construcciones y Promociones J. Díaz Fernández dos plazas de garaje en otra promoción que ejecutó en la calle Nicomedes Pastor Díaz, muy cerca de su domicilio.

 El precio declarado de las dos plazas, "notablemente inferior" al tasado en esa zona, fue de 14.400 euros, a 7.200 euros cada plaza, sin constar tampoco en este caso el medio de pago, y que el vendedor confiesa haber recibido antes del otorgamiento de la escritura.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad