La juez conecta la trama corrupta en Monbús con Fomento y el Ejército

stop

Vigilancia Aduanera incauta el ordenador y el móvil de un funcionario del Ministerio

Registro de Vigilancia Aduanera en las instalacions del Obradoiro en Santiago

en A Coruña, 20 de marzo de 2015 (20:39 CET)

La investigación judicial conocida como Operación Cóndor ha llegado a las instalaciones del Ministerio de Fomento. Efectivos del Servicio de Vigilancia Aduanera, se han personado este viernes en la sede del departamento que dirige Ana Pastor y han incautado el ordenador y el teléfono móvil del despacho de un funcioario.

El trabajador público desarrola sus funciones en el departamento encargado de transportes terrestres en autobús, un área que se sitúa en estos momentos en el centro de la trama, desde que fue detenido el presidente de Grupo Monbús, Raúl López. Se investiga si el funcionario pudo transmitir información privilegiada al grupo de transporte.

Algo similar ocurriría con los dos militares detenidos, que jugarían el mismo papel en distinta institución, en este caso, el Ejército. Tanto los dos militares como López, también presidente del club de baloncesto Obradoiro, está previsto que declaren este sábado.

Declaraciones

La Operación Cóndor investiga delitos contra la hacienda pública, blanqueo de capitales, falsedad, delito contable, tráfico de influencias y cohecho.

La actuación de Vigilancia Aduanera en Fomento ha sido el último episodio de un operativo que se ha cobrado ya diez detenciones, cuatro en Madrid y seis en Galicia. Este viernes han comenzado las declaraciones de los arrestados, con la comparecencia de los detenidos en relación con la agencia de viajes InterRías.

Registros

Los registros en el marco de la operación han alcanzado los 28 y se han extendido por todas las provincias gallegas y fuera de la Comunidad, donde Monbus también presta servicios. Así, la operación ha incluido ocho registros en Madrid --dos en Alcalá de Henares, uno en Paracuellos del Jarama, uno en Aravaca, uno en San Cristóbal y tres en la capital madrileña--; uno en Santander; y otro más en Córdoba.

En Galicia, desde primera hora de la mañana del jueves, agentes de Vigilancia Aduanera se desplazaron a distintos puntos, uno de ellos, Sanxenxo, donde el entramado de empresas vinculadas con Raúl López tiene firmas vinculadas al sector turístico. También se practicaron registros en Lugo, Pontevedra y O Grove.

Al margen de un registro en Nogueira de Ramuín (Ourense) y otro en Arteixo (A Coruña), se produjeron otros dos en Santiago, uno en el Palacio de Congreso y otro en las instalaciones del club de baloncesto Obradoiro, que preside López.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad