La infanta finalmente irá a juicio

stop

RENDIRÁ CUENTA ANTE LA JUSTICIA POR EL 'CASO NÓOS'

La infanta Cristina a su llegada a los juzgados de Palma

Barcelona, 09 de enero de 2015 (09:46 CET)

La infanta Cristina será el primer miembro de la familia real que se sentará en el banquillo de los acusados como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales.

Los abogados de la hermana del rey habían intentado por todos los medios envitar la imagen, pero este viernes, el juez instructor del caso, José Castro, ha rechazado admitir a trámite el recurso de apelación contra el auto de apertura del juicio oral por el caso Nóos. El mismo magistrado que en su alegato sostuvo que Hacienda somos todos.

Para justificar la apertura de juicio contra la Duquesa de Palma, Castro considera que su papel fue imprescindible para que su marido, Iñaki Urdangarin, defraudase hasta 337.138 euros a Hacienda a través de Aizoon, empresa presuntamente pantalla de la que ambos son propietarios al 50%.

Castro ya dejó claro que no había recurso posible

Los abogados habían impugnado la resolución de cara a que el magistrado la elevase a la Audiencia Provincial de Baleares y ésta decidiese si acepta o no los argumentos de la Duquesa de Palma contra su enjuiciamiento. No obstante, Castro ya dejó constancia en su auto de que contra éste no cabía recurso alguno y, por tanto, ha decidido finalmente inadmitirlo a trámite.

En su recurso, los abogados de la Duquesa cargaban contra la "absolutamente desproporcionada e injustificada" fianza impuesta a la hermana menor del Rey de casi 2,7 millones de euros, y pedían al juez Castro dejarla sin efecto. Del mismo modo, reclamaban que se le aplicase la doctrina Botín para evitar que acabe sentándose en el banquillo de los acusados.

Pero finalmente, los abogados no han podido evitar ver sentada en el banquillo a un miembro de la familia real.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad