Urkullu, este jueves, a su salida del Tribunal Supremo. EFE/J.J. Guillén

La hoja de ruta de Urkullu: argumentos para elecciones en pleno verano

Informes del Gobierno vasco avalan las elecciones con mayor seguridad y advierten que agotar la legislatura sin comicios vulneraría el derecho de sufragio

Ukullu tiene un plan. Y argumentos. Los informes jurídico y sanitario aportados por el lehendakari a los principales partidos políticos vascos avalan la posibilidad de celebrar las elecciones autonómicas en verano, al constatar que la "mayoría" de los expertos sanitarios considera que la incidencia del coronavirus será más baja en ese periodo.

En todo caso, en estos textos se matiza que la posibilidad de celebrar los comicios estará condicionada por la evolución de la pandemia y que, en todo caso, será necesario adoptar medidas para evitar contagios durante la campaña y el día de las elecciones.

Estos informes, junto con otros documentos entre los que se incluye un texto del Departamento de Seguridad con propuestas concretas para reforzar las medidas preventivas en la jornada electoral, han sido elaborados por el Gobierno Vasco después de que Urkullu planteara, el pasado viernes, la posibilidad de celebrar los comicios autonómicos antes de agosto.

Dicho y hecho

El lehendakari propuso esa opción en una comparecencia en el Parlamento vasco, en la que analizó las posibilidades de realizar una nueva convocatoria electoral, después de que los comicios programados para el 5 de abril fueran suspendidos por la crisis sanitaria.

Uno de estos documentos, firmado por el viceconsejero de Salud, Ignacio Jesus Berraondo, constata que la "mayoría" de los expertos sanitarios coinciden en señalar que la pandemia alcanzará sus cifras "mas bajas" en verano. Asimismo, se indica que "los movimientos de ciudadanos propios de una jornada electoral serán posibles, presumiblemente, durante el periodo estival".

Brote en otoño

El informe añade, además, que entre los expertos también es "mayoritaria" la opinión de que después del verano se produzca "un nuevo brote" del Covid-19. "Tanto el otoño, como el próximo invierno, no son tan propicios como el verano para la celebración de unas elecciones", añade el texto firmado por el viceconsejero de Salud.

En todo caso, en el documento se subraya que, en caso de celebrarse unas elecciones en el actual contexto sanitario, "deberán establecerse medidas especificas", tanto en la jornada de los comicios como durante la campaña, con el fin de tratar de evitar contagios.

El informe del Servicio Jurídico Central del Ejecutivo autonómico advierte de que en el caso de que se llegue al "final natural" de la legislatura (teóricamente sería el 25 de septiembre) sin haber convocado unas nuevas elecciones, el derecho de sufragio "se vería vulnerado"

Resortes legislativos

Este documento subraya incluso que este derecho de sufragio "ni siquiera" puede ser suspendido durante el estado de alarma (figura constitucional vigente en estos momentos en el Estado español) ni tampoco bajo los estados de sitio o excepción.

Además, en el informe se avisa de que la finalización de legislatura sin que se hayan convocado unos nuevos comicios "limitaría las potestades del Parlamento, haciendo desaparecer su capacidad legislativa y modulando la función de control".

[elated:4]

También se indica que la potestad del lehendakari para convocar elecciones no puede ser "sustituida" por parte del Estado pese al estado de alarma. De esa forma, el Servicio Jurídico Central del Ejecutivo vasco señala que "será únicamente el lehendakari quien, tras oír a los partidos políticos, apreciará si las condiciones motivadas por la emergencia sanitaria permiten la convocatoria electoral".

Derecho de sufragio

Al margen de esta consideración, en el texto se reconoce que a la hora de abordar este asunto, pueden entrar en colisión el derecho de los ciudadanos a la integridad física, que se ve puesto "en solfa" por la pandemia, con el derecho a la participación política, que se ve cuestionado por un posible "retraso inapropiado" en la celebración de los comicios pendientes.

En el informe se reitera que este derecho a la participación se vería vulnerado de forma "flagrante" a partir del día en que finalizara, el próximo otoño, el plazo "natural" máximo de duración de la legislatura.

Por ese motivo, se subraya que es necesario ponderar "la medida en que pueden protegerse ambos derechos buscando nuevos equilibrios que así lo permitan". "Necesitamos identificar las condiciones de salud pública que nos permitan aseverar que su protección no correría riesgo alguno desde la doble perspectiva de la salud de las personas y del correcto desenvolvimiento de la cita electoral, para que quede preservado en todo momento el derecho de sufragio", se indica en el texto.

Nuevo escenario

Con ese fin, se constata que es necesario buscar unas nuevas condiciones "fácticas" para garantizar la celebración de la cita electoral "en condiciones de normalidad, libertad y seguridad suficientes".

En este contexto, y en una línea similar a lo señalado en el informe del Departamento de Sanidad, se indica que la celebración de los comicios en pleno verano, "circunstancia que otrora pudiera con seguridad deducirse errónea por razón de la evidente falta de predisposición de la ciudadanía, ahora puede constituirse en un factor tan ineludible como de obligada consideración".

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad