La gestora de los socialistas gallegos hace suya la ofensiva de Pedro Sánchez

stop

Pilar Cancela, que votó abstención por "responsabilidad" con su cargo orgánico, pide que se celebre ya un congreso

Xoaquín Fernández Leiceaga, Pedro Sánchez y Pilar Cancela durante la campaña de las elecciones gallegas / EFE

en A Coruña, 30 de octubre de 2016 (01:07 CET)

Cambio de etapa en España y en el PSOE. La primera tiene por fin gobierno, aunque está por demostrar que sea estable. La única palabra bonita que los socialistas dedicaron este sábado a Mariano Rajoy fue "abstención". El Partido Socialista intenta también pasar página después de tragar orgullo y facilitar el gobierno del PP, pero sigue instalado en la fractura. Pedro Sánchez la resumió en una frase: "los socialistas queremos votar"

Su dimisión como diputado y su nueva carrera hacia el liderazgo del PSOE fue celebrada por Pilar Cancela, presidenta de la gestora gallega: "!Que grandeza! Hoy he visto un político con mayúsculas", publicó en su cuenta de twitter tras la rueda de prensa de Pedro Sánchez.



Tras la guerra, la posguerra

Por la noche, Cancela se sumó al llamamiento del ex secretario general después de votar abstención en el Congreso por "responsabilidad" con el cargo que ocupa al frente de la gestora gallega: "Si queremos coser, la única manera es que hable la militancia", afirmó, urgiendo a la otra gestora, la que está en Ferraz con Javier Fernández al frente, a convocar ya un congreso para elegir nueva dirección.

Fue lo mismo que pidió Pedro Sánchez, quien de hecho consideró disuelta la gestora federal desde este lunes, pues entiende que una vez investido Rajoy ya no tiene más objeto que convocar el congreso.

La batalla del PSdeG y la del PSOE transcurrirán estrechamente ligadas, entre otros motivos, porque el congreso en Galicia se celebrará solo después del general, toda vez que Ferraz arrebató a Cancela la competencia de convocarlo. Y porque los partidarios y detractores gallegos de Sánchez marcan con precisión la división entre los dos principales grupos enfrentados en Galicia.

La batalla del 'no'

Cancela dijo que "acata" la disciplina de partido, aunque no comparte la abstención a Rajoy: "siempre he defendido la posición del no". Al mismo tiempo, respeta el voto negativo de su compañera Rocío de Frutos dado que "no tiene ninguna responsabilidad orgánica" y siempre "mantuvo la posición que defendió".

Marisol Soneira, que antes de la caída de Pedro Sánchez urgió la celebración de congreso y primarias en Galicia, cargó contra Rocío de Frutos, "dedazo nas listas de Ourense contra a vontade da militancia". Su mensaje en Twitter lo defendió el diputado Abel Losada, con un sencillo "es absolutamente cierto, ¿o no?".


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad