La Generalitat superará el 2% de déficit público este año

stop

Mas-Colell adelanta que los presupuestos de Catalunya se saltarán el límite impuesto por el Gobierno

Andreu Mas-Colell

29 de abril de 2011 (17:44 CET)

El déficit de la Generalitat será este año superior al 2%, según ha avanzado el conseller de Economia i Coneixement, Andreu Mas-Colell, que no ha dado mayor concreción sobre este dato recogido en el borrador de las cuentas de 2011 que ha presentado este viernes a los grupos parlamentarios.

La declaración del conseller topa de frente con el objetivo de déficit público para las autonomías fijado desde el Gobierno central: el 1,3% para este año. En este choque, la Generalitat cuenta con el apoyo matizado de los partidos políticos de la oposición: PSC, ERC, ICV y PP.

Sin poner cifras concretas sobre la mesa, Mas-Colell ha anunciado que el 70% del gasto de la Generalitat se dedicará a educación, políticas sociales y sanidad. Esta dotación superará en tres puntos el porcentaje que se destinó a estas materias en 2010.

Por otra parte, en la ronda de contactos que mantiene, Mas-Colell también ha confirmado que el tijeretazo será inferior al 10% en las consejerías de Sanidad, Educación y Bienestar Social y Familia.

De hecho, con el incremento en términos porcentuales --que no absolutos-- del peso que tiene el gasto social en las cuentas de la Generalitat, el Govern quiere contrarrestar el mensaje que han lanzado los partidos de izquierda, que acusan a Mas y a su equipo de desmantelar el Estado del Bienestar en Catalunya.

"Esta diferencia de tres puntos no es una tontería", ha asegurado Mas-Colell, indicando así que como se había comprometido el Govern, el recorte en cada una de las conselleries no ha sido de un 10% lineal, sino que el tijeretazo es mayor en áreas que no están relacionadas con los servicios públicos. Uno de estos ámbitos será, tal como avanzó el pasado jueves el conseller Lluís Recoder, el de las obras públicas, que se sacrificará para dar más margen a las áreas con más peso social.

A la espera de concretarse cuáles son estas áreas, Mas-Colell ha indicado que estas previsiones ilustran el esfuerzo que está haciendo el Govern para hacer unas cuentas "ortodoxas" y comprometidas con la recuperación económica.

Posición ortodoxa

"Queremos que dentro de 15 meses toda la colectividad de Catalunya pueda decir que se han cumplido los compromisos que se han tomado porque somos gente seria", ha indicado.

Un esfuerzo de seriedad que pasa, según dijo, por la reducción del déficit, aunque ya se ha confirmado que no será del 1,3% sino de un 2% o más, después de que el martes pasado el Gobierno central oficializase que no piensa pagar a Catalunya los 1.450 millones del fondo de competitividad previsto en el modelo de financiación.
La idea con la que trabaja la Generalitat es que el déficit del Govern vaya reduciéndose paulatinamente año tras año, alcanzando el 1,3% el 2012, el 1,1% el 2013 y el 2014 el 1%: "Estamos en el camino más ortodoxo de la estabilidad presupuestaria", ha apostillado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad