La fórmula de Martiño Noriega: tope salarial a los ediles y la cultura desgrava impuestos

stop

Compostela Aberta limitará la apertura de centros comerciales y hoteles y destinará el 40% de la vivienda nueva a protección oficial

Martiño Noriega

en A Coruña, 28 de mayo de 2015 (05:56 CET)

El programa de Compostela Aberta, ganadora de las elecciones municipales en Santiago, evidencia una nueva filosofía que tiene muchos puntos en común con la dibujada por Marea Atlántica en A Coruña. Y como sucede en la ciudad herculina, las medidas concretas dejan ver el modelo de ciudad que intentará diseñar Martiño Noriega, el próximo alcalde de la capital gallega si nada extraño sucede.

La formación auditará la deuda y las concesiones del Ayuntamiento y recuperará los servicios privatizados, como puede ser la concesión del agua, algo en lo que han coincidido casi todas las candidaturas ciudadanas y que tiene especial significado en Santiago por la trama de corrupción de la Pokemon. Pero además, el programa que encumbró a Noriega incluye un tope salarial para los cargos públicos, que tendrán que desvelar su patrimonio.

El límite se fija en los 36.000 euros para aquellos que tengan dedicación exclusiva. De este máximo, solo podrán cobrar un 66% los que perciban más del salario mínimo interporfesional por su actividad privada; el 50% para los que ingresen el doble del salario mínimo, y el 15% para los que tengan más ingresos que dos veces el salario mínimo.

La cultura desgrava

La cultura es un anclaje clave para el modelo de Compostela Aberta, tanto para el impulso de una industria cultural como para el atractivo de la ciudad a la hora de ganar visitantes. De entrada, se propone reconocer como manifestaciones culturales los centros ocupados de Algalia, Sar y Filgueiriñas, así como la creación de una red local de artes en vivo.

Una de las iniciativas curiosas del movimiento de Martiño Noriega es crear un bono cultural que permitirá "desgravar en los tributos locales justificando el consumo de cultura en la ciudad".

Urbanismo: piensa en verde

El equipo que liderará el Ayuntamiento tendrá como máxima conectar la ciudad a través de corredores verdes, totalmente peatonales, que discurran del centro urbano a los barrios, aprovechando las riberas del río Sar y Sarela. Algunos de esos caminos ya existen, pero más por empeño ciudadano que porque estén adecuados para el uso. En esta misma línea, Compostela Aberta quiere un corredor verde que discurra entre Milladoiro y Conxo y que lo conecte con A Paxonal.

Estas medidas se complementarán con una limitación del tráfico que atraviesa la ciudad, partiéndola en dos. Pero aquí la formación es más ambigua, aunque deja la puerta abierta a peatonalizar Virxe da Cerca – una vía que rodea el casco histórico desde la Plaza de Galicia-- y la calle de San Pedro. En el caso de la primera, la solución intermedia sería hacerla de sentido único. 

Vivienda protegida

Compostela Aberta también se compromete a que el 40% de la vivienda nueva que se construya en Santiago, como mínimo, se destine a protección pública y a paralizar el cambio de uso de la parcela de Juan XXIII, que se destinará a viviendas de alquiler para jóvenes.

El impulso a un parque de viviendas público, irá acompañado de limitaciones temporales para la apertura de nuevos hoteles en el casco histórico, mientras que en toda la ciudad se pondrá también límites a la apertura de grandes superficies comerciales.

Grandes obras

Quizá los dos proyectos más ambiciosos que lleva Martiño Noriega en el programa sean el impulso de un nuevo edificio para la Escola Oficial de Idiomas --que puede ser, con la universidad, una pieza clave para el nuevo Gobierno ya que considera que los cursos de idiomas para extranjeros son una herramienta para desestacionalizar el turismo-- y la estación intermodal.

Esta última es sin duda el plato fuerte. Compostela Aberta quiere que se ubique en la actual estación de ferrocarril y que sirva "para facilitar la conexión entre los distintos tipos de transporte enlazando la larga y media distancia con un tren de cercanías y con el transporte metropolitano, incluyendo una conexión eficiente y rápida con el aeropuerto".

Se plantea construirla por fases y añade: " Deberá servir para devolver a la ciudad la cohesión y comunicación perdidas por el actual trazado de vías, recuperando la conexión peatonal con los barrios del sur, Pontepedriña, Paxonal y con las Brañas do Sar". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad