La Fiscalía gallega alerta: "Es imposible detener la corrupción con los medios actuales"

stop

Carlos Varela propone sustituir "la decimonónica figura" del juez de instrucción por equipos de expertos en delitos económicos y financieros

Carlos Varela, fiscal superior de Galicia

A Coruña, 30 de diciembre de 2015 (13:53 CET)

La Fiscalía desvela poco a poco su fórmula. No es la primera vez que Carlos Varela, fiscal superior de Galicia, pone el grito en el cielo por la incapacidad del sistema judicial para combatir y prevenir la corrupción. Ha vuelto a hacerlo en su intervención en el Parlamento gallego para presentar la memoria del organismo correspondiente al ejercicio 2013, que detectó un incremento del 21% en los casos de corrupción en Galicia.

En el texto que preside el documento, Varela es contundente en el diagnóstico. Considera "imposible" contar con un sistema judicial eficaz contra los corruptos con la estructura y los medios actuales. "La imposibilidad de contener estas conductas delictuosas con los medios de investigación convencionales exige la adopción de técnicas especiales (…) Solo a través de estas técnicas es posible detectar y acumular datos e informaciones que permitan confirmar y reprimir las actividades delictuosas disimuladas en el ejercicio de actividades lícitas".

Jueces de instrucción

Pero tras el análisis están también las propuestas. Carlos Varela cree que "urge un cambio de modelo" en la Justicia para combatir los delitos económicos y la corrupción, a través de más medios técnicos y humanos, con criterios de priorización para mayor agilidad, así como "que se supere la decimonónica figura individual del juez de instrucción" mediante "equipos de expertos", con "la incorporación al marco procesual del modelo del juez de garantías y del fiscal investigador especializado y multidisciplinar, vigente en la mayoría de los países del mundo".

De este modo, el fiscal jefe de Galicia se ha quejado de la "falta de metodología adecuada" para combatir la criminalidad compleja, "no tradicional", contra la que se lucha "sólo con medios convencionales", mientras se necesitan cuestiones técnicas como el control de cuentas bancarias, registro de imágenes o la interceptación de comunicaciones.

Más poder para los interventores

En lo tocante a la investigación de la corrupción ha identificado que "uno de los mayores problemas que se presentan" es la falta de víctimas concretas o testigos. Por ello, cualquier estrategia de prevención de la corrupción pasa "seriamente" por "el refuerzo del estatuto profesional" de los secretarios e interventores de la Administración local, que "pueden tener conocimiento y prueba" a través de auditorías.

A esto se une la demanda que ha realizado en los últimos tiempos de una sección anticorrupción independiente, dentro del Consello de Contas que coordine y controle las actuaciones, con medios humanos y materiales suficientes. Al respecto, ha subrayado que el poder político "tiene la responsabilidad" de dotar los medios con los que opera la Justicia y la Policía.

La sombra de la Pokemon

También cree que se necesita "un nuevo modelo de investigación basado en la especialización y la independencia" contra la corrupción, organizado "y a ser posible temporizado". Y es que Varela ha hecho hincapié en "el agotamiento" del actual sistema para combatir los comportamientos fraudulentos y corruptos.

Sobre este punto, se ha quejado de un sistema judicial "lento" y "burocrático" ante una criminalidad económica y corrupta "sofisticada", "creativa" y "mutante", con "un distanciamiento" temporal entre el delito cometido y su investigación, que impide la recogida de pruebas . Para lo cual ve clave "la prevención" para actuar de forma "precoz".

Asimismo, se ha referido al "condicionante" del principio de legalidad, por lo que aboga por actuar con criterios de priorización para que no que no haya "macroprocesos dilatados en el tiempo", que considera "ingobernables", pues "caricaturizan el proceso penal por el tiempo que demoran" con "un dispendio" de recursos para "finalmente obtener resultados insatisfactorio". Por eso, pide una respuesta "ágil", que tendrá que ser "eficaz y eficiente".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad