La Fiscalía gallega admite “serias carencias” para luchar contra la corrupción económica

stop

El fiscal superior, Carlos Varela, lamenta los “escasos recursos disponibles” en el sistema judicial y pide “mecanismos de prevención”

Carlos Varela

16 de noviembre de 2014 (17:22 CET)

La corrupción es rápida y creativa, la justicia lenta y burocrática. Ese es el escenario que dibuja el fiscal superior de Galicia, Carlos Varela, cuando la corrupción se ha convertido en un problema sistémica, preocupación de cabecera de los ciudadanos, compartiendo laureles con el drama del paro y la situación económica. La proliferación de casos no solo ha provocado una fuerte desafección con los partidos mayoritarios, como Partido Popular y PSOE, sino que también ha evidenciado la lentitud de la justicia. También en la Galicia agitada por la Operación Pokemon.

Carlos Varela reconoce que el sistema penal es “lento, formal y democrático”, por lo que tiene series dificultades para medirse con la corrupción. “Necesitamos mejorar en estas respuestas, porque la criminalidad económica es rápida, informal, creativa, mutante y global”, admite el fiscal. El actual modelo revela "serias carencias" para hacer frente a la corrupción económica y a los comportamientos corruptos, que "siempre derivan en macroprocesos", insistió Varela.

Pacto político

¿Qué hacer? Varela había demandado hace tiempo un acuerdo político contra la corrupción, no sólo como disposición formal de los partidos a denunciarla, sino para establecer mecanismos preventivos. El fiscal volvió a insistir en este punto en una entrevista en  la Cadena Ser y pidió "mecanismos de prevención" para luchar contra la corrupción, sin concretar cuáles.

En todo caso, entiende Varela, deberían partir de un consenso a nivel político para superar el continuo “desfase” de la justicia. De nuevo, la rápida corrupción y los lentos juicios. Este “desfase”, dice el fiscal superior de Galicia, tiene que "ser superado constantemente" con los "escasos recursos disponibles".

De hecho, ha indicado que el "sistema penal judicial" es "sometido" a un "test de estrés" cuando "se presenta este tipo de criminalidad compleja y no consigue llevarla a juicio en tiempo oportuno".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad