La financiación del nuevo hospital de Vigo está en el aire por la crisis de Bankia y CAM

stop

La oposición a la Xunta critica el tipo de inversores que buscó el Gobierno. Una plataforma pública ya alertó de esta posibilidad hace más de un año

10 de mayo de 2012 (15:35 CET)

Bankia y la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) son dos de las entidades que sobre el papel financiarán el Nuevo Hospital de Vigo. Este hecho preocupa especialmente tanto a los grupos de la oposición como a algunas asociaciones en defensa de la sanidad pública. Entienden que dada la situación de ambas entidades no se puede asegurar su participación definitiva en el proyecto.

Este jueves, la Comisión de Sanidad del Parlamento de Galicia ha sido escenario de un fuerte debate sobre el futuro del nuevo hospital de Vigo, cuyo proyecto fue presentado esta misma semana a los profesionales y que se construirá bajo un sistema de colaboración público-privada. Nacionalistas y socialistas mostraron hoy sus dudas sobre la financiación de esta infraestructura, “toda vez que las financieras son Bankia y CAM”.

La ironía de la oposición

Bankia acaba de ser objeto de la mayor nacionalización de la historia de España, mientras que la CAM fue subastada por el Banco de España y absorbida por Banco Sabadell. Este hecho despertó las reticencias de la oposición, así como también su ironía.

“Si ese es el respaldo financiero del proyecto de Vigo tenemos derecho a tener dudas”, dijo Ana Luisa Bouza, diputada del BNG, que añadió: “Un éxito la búsqueda de entidades”.

El parlamentario socialista Modesto Pose coincidió en la preocupación. “Aunque con todo el dinero público que le va a dar gratis el Estado a Bankia, esta se lo dará a Acciona y asociados para construir el hospital y luego el Gobierno gallego pagará X más Y”, dijo Pose. “Esta es la operación”.

Denuncia de la Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública

La Xunta adjudicó el nuevo hospital de Vigo a la UTE formada por Acciona, Puentes y Calzadas, Altair, Concessia y Ocas, con un plazo de construcción de 31 meses.

Ya en el momento de la adjudicación hubo quien habló de la 'precariedad de los cimientos' del futuro complejo. La Plataforma en Defensa da Sanidade Pública publicó un informe ya en 2011 en el que señalaba: “La mayor parte de las cajas de ahorros seleccionadas para financiar el NVH tienen problemas de solvencia o han solicitado ayudas públicas para poder cumplir los requisitos exigidos. Bankia ya ha recibido el Frob 4.465 millones de euros”. Unas cifras que estos días suenan a viejo. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad