Laureano Bermejo, secretario de organización de Ciudadanos en Galicia / Ciudadanos

La disputa interna de Ciudadanos camina hacia los juzgados

stop

El secretario de Organización del partido, Laureano Bermejo, emprenderá acciones legales contra el coordinador que lo acusó de robar dinero de los afiliados

Economía Digital Galicia

Laureano Bermejo, secretario de organización de Ciudadanos en Galicia / Ciudadanos

en A Coruña, 13 de febrero de 2019 (18:24 CET)

El secretario de Organización de Ciudadanos en Galicia, Laureano Bermejo, responderá en los juzgados a las duras acusaciones que vertió contra él Alberto Rodríguez, el dimitido coordinador del partido en la provincia de Ourense. Este martes, Rodríguez anunció su renuncia al cargo y acusó al principal cargo orgánico del partido en la comunidad de "maltrato, manipular, mentir, quedarse dinero de los afiliados, enfrentar a los compañeros y coaccionar". “Todo lo asquerosos de la política lo he aprendido de él”, dijo respecto a Bermejo.

La airada dimisión de Alberto Rodríguez, también exportavoz de la formación naranja en Ourense, llegó poco después de que José Araújo, ex edil del Concello y exportavoz del PP ourensano, anunciara su afiliación a Ciudadanos y abriera la puerta a ser el candidato a la alcaldía en la ciudad por la formación de Albert Rivera.

Camino de los juzgados

Esa fue la gota que colmó el vaso para Alberto Rodríguez, que se despidió de Ciudadanos asegurando que el partido cambiaba sus ideales por “profesionales que siempre han vivido, viven y vivirán de la política”.

Las manifestaciones acabarán en los juzgados. Laureano Bermejo aseguró que defenderá su honor "con todas las consecuencias hasta el final", pero no ahora, ya que "no es el momento", puesto que hay "mucho trabajo por delante" y el cometido principal del partido es "seguir con la implantación y buscar buenos candidatos para las elecciones municipales".

"No lo tengo como algo prioritario, pero más allá de mi faceta política, soy una persona, un trabajador profesional y empresario de la ciudad, tengo familia y tengo que velar por que no se ponga en tela de juicio mi honorabilidad. No tengo intención de hacerlo más pronto que tarde, quizá más adelante", ha asegurado el secretario de organización autonómico.

El coordinador "despechado"

Bermejo ha relacionado las palabras de Alberto Rodríguez con una "situación incómoda" de "arrebato personal" y "enfado" tras ver frustradas "sus aspiraciones políticas dentro de un partido" y "no ver su nombre encima de la mesa para determinados puestos que seguramente pretendía ocupar".

"Antes de verse no reforzado o validado, o no ver su nombre encima de la mesa como posible candidato, ha tomado la decisión de marcharse; hay muchas maneras de marcharse de un proyecto con el que no te sientes identificado o en el que no te ves con capacidad para defenderlo, hay gente que lo hace de una manera muy elegante y otra se marcha rompiendo toda la vajilla a sus espaldas", ha lamentado.

"Es fruto del despecho o del enfado por no ver colmadas sus aspiraciones políticas. En su día, llevaba tiempo postulándose y es un hecho notable que, en las elecciones autonómicas pasadas, en el puesto que ocupó no participó de manera fehaciente en la actividad normal de una campaña electoral porque estaba disgustado por no ser el cabeza de lista", ha añadido Bermejo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad