Carlos Mouriño y Abel Caballero / E.P.

La directiva del Celta planta a Abel Caballero en el palco de Balaídos

stop

La directiva del Celta no quiere ni sentarse al lado del alcalde de Vigo, Abel Caballero, en el partido con el Barcelona

en A Coruña, 16 de abril de 2018 (20:27 CET)

Ruptura total. La directiva del Celta dejará solo al alcalde de Vigo, Abel Caballero, en el palco de Balaídos este martes, en el partido que enfrenta al equipo celeste con el FC Barcelona. Así lo ha anunciado el club, alertando de que ningún directivo se sentará en el palco con el regidor socialista hasta que "cumpla su palabra" y "deje de atacar sin motivo a la entidad".

El Celta y el Concello llevan años enfrentados por la remodelación del estadio. Carlos Mouriño, presidente del club, evidenció el divorcio en una rueda de prensa el pasado 26 de marzo, cuando dio por roto el acuerdo entre las instituciones para que el Celta pudiera construir una ciudad deportiva en Mos y aceptase la concesión del estadio de Balaídos, cuando el objetivo de la directiva, en realidad, era construir uno estadio nuevo o comprar el actual.

Las alegaciones al proyecto de la ciudad deportiva por parte del Consistorio acabaron por dinamitar las relaciones. Ahora, la directiva de Mouriño no quiere ni sentarse al lado del alcalde en el palco.

El club exige “realizar una remodelación del estadio que incluya los servicios, espacios y comodidades para nuestros aficionados que requiere un estadio de primer orden en una Liga de primer nivel, otorgar la concesión de Balaídos en las condiciones pactadas y con la finalización de las obras en los plazos acordados, y respetar el crecimiento del RC Celta en el municipio limítrofe de Mos", según indican.

Solo cuando estas condiciones se cumplan, se podrán normalizar las relaciones o, al menos, que Mouriño y Caballero compartan palco presidencial.

 

Hemeroteca

Celta de Vigo
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad