La dirección del PP en Madrid aumenta la presión para que Feijóo opte a la Xunta

stop

El vicesecretario general, Fernando Martínez Maíllo, se suma a Rueda y reconoce que no se le ocurre mejor candidato para los populares gallegos

Fernando Martínez Maíllo

en A Coruña, 21 de marzo de 2016 (11:17 CET)

O Feijóo ha decidido ya presentarse a las autonómicas o el PP va a tener muy difícil poner en valor a quien sea su sustituto. En apenas dos días, la presión sobre el presidente de la Xunta se ha vuelto asfixiante. Es el precio a pagar por regodearse en las decisiones.

Si este fin de semana era Alfonso Rueda quien decía que no se le ocurría otro candidato que no fuese Feijóo, sumándose a los discursos de Pedro Puy y José Manuel Barreiro, este lunes ha sido el vicesecretario general del PP, Fernando Martínez Maíllo, quien ha dejado clara la postura de Génova.

Petición a gritos

"¿Quién va a ser mejor que Núñez Feijóo para ser candidato? Es que no se me ocurre nadie mejor que él", ha exclamado en una entrevista a Radio Galega. Maíllo continuó asegurando que si toma la decisión de ser candidato, contará con "todo el apoyo y todo el afecto y cariño" del partido. "Porque, sin duda, si alguien es el mejor para ser el candidato en Galicia, ése es Núñez Feijóo, pero es su decisión y hay que respetarla", puntualizó.

Por si no había quedado claro qué piensa el partido, el vicesecretario general respondio con un "¡Ojala que no se produzca!" cuando le preguntaron por la posible marcha a la empresa privada del líder de los populares gallegos.

Sin embargo, ha comprendido que "cuando uno lleva ocho años trabajando" al frente de un gobierno, "tiene todo el derecho a hacer su reflexión individual y personal".

Fuentes del partido daban esta misma versión a El Pais, en una información de este lunes: "La dirección del PP, tanto en Galicia como la nacional, no tiene ninguna duda de que Alberto Núñez Feijóo es el mejor candidato para concurrir a las elecciones gallegas y mantiene que esa es la mejor apuesta: no existe debate".

Caso Baltar

Sobre el caso de Baltar, investigado por un supuesto delito de soborno a raíz de una denuncia presentada por una mujer que lo acusó de ofrecerle un puesto de trabajo a cambio de sexo (la denunciante también está investigada por el supuesto cohecho y está como perjudicada en lo que atañe al supuesto delito sexual), Martínez Maíllo ha indicado que es una "imputación que ha sufrido varios momentos distintos" y ha recordado que las actuaciones de la dirección del partido están sujetas a la apertura de juicio oral.

En todo caso, el vicesecretario general del PP ha aclarado que cuando se consolida un proceso judicial, el partido "mira cada hecho concreto y luego toma una decisión".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad