La crisis y Montoro dejan a cero la inversión gallega en paraísos fiscales

stop

DATOS DEL ICEX

Cristóbal Montoro y Alberto Núñez Feijóo

A Coruña, 24 de febrero de 2015 (00:00 CET)

Galicia deja prácticamente a cero su inversión en paraísos fiscales, aquellas plazas con régimen tributario favorable a empresas o particulares no residentes que se domicilien allí a efectos legales y cuyas principales ventajas radican en la exención total o significativa en el pago de impuestos.

Durante los primeros nueve meses de 2014 desde Galicia se movieron tan sólo 40.000 euros a zonas consideradas por el Gobierno como paraísos fiscales o territorios de tributación laxa. Por lo menos eso es lo que se extrae de los datos del Instituto de Comercio Exterior (ICEX) dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda.

En concreto, esos poco más de 40.000 euros se colocaron durante el primer trimestre del año pasado todos juntos en Panamá, considerada una de las principales plazas de tributación blanda a la que recurren los gallegos. Es la cantidad más pequeña registrada que se movió a una zona off shore desde Galicia desde el año 2007, cuando muchos dan por iniciada la crisis de consumo.

Más de 164 millones desde 2007

En concreto, desde entonces y hasta el tercer trimestre del año pasado de Galicia se movieron más de 164,6 millones de euros en dirección a paraísos fiscales. En 2007 se colocaron en estos territorios de fiscalidad blanda un total de 29,7 millones de euros; 17,4 millones en 2008; algo más de tres millones en 2009, 23,3 millones en 2010; 23,2 millones en 2011; 50,3 millones en 2012 y 17,4 millones en 2013.

Además de Panamá, entre las zonas de tributación laxa preferidas por los gallegos se encuentra la isla de Guernsey, de bandera británica y situada en el Canal de la Mancha, Jersey y la Isla de Man, Macao, Hong Kong y las Caimán.

De la amnistía fiscal a los acuerdos bilaterales

La cifra de los 40.000 euros de inversión gallega en paraísos fiscales entre enero y septiembre de 2014 es, sin duda, la más baja sumada durante el período de desacelaración económica. Diversos factores pueden explicar esta caída. Además de la propia crisis, destaca el proceso de amnistía fiscal puesto en marcha por el departamento de Cristóbal Montoro y que buscaba, entre otros aspectos, traer de nuevo a España el dinero invertido en zonas de fiscalidad blanda.

Además, con el paso de los años, los entendidos como paraísos fiscales han ido reduciendo su número en base a acuerdos bilaterales entre el Gobierno español y el territorio en cuestión.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad