La crisis política en España contamina la recta final de la campaña gallega

stop

Las disputas internas de Podemos y la apuesta de Sánchez por formar un gobierno alternativo a Rajoy eclipsan las propuestas para Galicia

Mariano Rajoy, acompañado por el alcalde de Foz, Javier Castiñeira y la alcaldesa del Mondoñedo, Elena Candia

en A Coruña, 23 de septiembre de 2016 (06:52 CET)

Las elecciones donde los gallegos se juegan cuatro años de su futuro, que no es poco, se han convertido en las elecciones donde se juega el futuro de España e, incluso el de Europa, si atendemos a las consideraciones de Pablo Iglesias.

La todavía indescifrable gobernabilidad en el Estado, sumada a las disputas internas de Podemos, se han llevado los focos y las palabras de los líderes políticos estatales, que llegaron a Galicia para arropar a los suyos.

Este jueves, Pedro Sánchez mostró su intención de explorar un gobierno alternativo al de Mariano Rajoy, después de que en su paso por tierras gallegas para respaldar a Xoaquín Fernández Leiceaga se reafirmara en la negativa de apoyar, por activa o por pasiva, la investidura del líder de los populares.

PP y Ciudadanos responden desde Galicia

Es un nuevo órdago interno que tendrá su lectura el 25-S, en la medida que el PSOE salga reforzado o denostado de las elecciones vascas y gallegas. Ante el envite, Rajoy respondió desde Lugo que la idea de gobernar con "separatistas y extremistas" es "disparatada". "Pero la aritmética da", matizó el presidente en funciones, quien asume sin miedo la posibilidad de unas terceras elecciones.

Y José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos, también respondió desde A Coruña para advertir que la formación naranja no entrará a negociar ese gobierno alternativo. "No todo vale para intentar salvar una secretaría general", espetó al secretario general socialista.

Bescansa evita el tema

Carolina Bescansa, que estuvo con Luis Villares en Santiago, esquivó tanto el intercambio de mensajes vía Twitter entre Iglesias y Errejón como la nueva iniciativa de Pedro Sánchez. La número tres de Podemos centró su intervenciones en un coloquio con el candidato a la Xunta de En Marea en garantizar que, si Feijóo no consigue la mayoría absoluta habrá un acuerdo, habrá un gobierno alternativo sin dificultades y con discusiones solo "de matiz".

Sin embargo, la número 3 de Podemos conectó a En Marea con "un proyecto político imparable en Galicia, España y el sur de Europa", ante el "colapso" de la "democracia representativa", que avanzará "más deprisa o más despacio", pero cuyo objetivo es "cambiar el funcionamiento de las instituciones".

Esa misma tesis defendió Pablo Iglesias, si bien el líder de la formación morada realizó sen sus intervenciones en A Coruña y en Vigo claras alusiones al debate interno de su formación, que no sabe todavía si quiere sonreír o enseñar los dientes.

Rajoy, Sánchez y Rivera

Esta deriva continuará, previsiblemente, este viernes, con la llegada de Pedro Sánchez, Albert Rivera y Mariano Rajoy para apoyar a los candidatos de PSdeG, Ciudadanos y PP.

Son estos, junto a Villares y la nacionalista Ana Pontón, quienes mantienen vivo el otro debate, el de las propuestas para Galicia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad