José Manuel Baltar y Gonzalo Pérez Jácome, durante su reunión

La crisis política de Ourense llega a la Diputación de Baltar

El alcalde de Ourense, Pérez Jácome, asegura que el pacto en la Diputación entre el PP y Democracia Ourensana "está roto" tras fracasar el acuerdo municipal

Guerra total en Ourense. El alcalde de la Cidade das Burgas, Gonzalo Pérez Jácome, ha indicado este lunes que el pacto en la Diputación provincial entre su formación, Democracia Ourensana (DO) y el PP de Manuel Baltar "está roto", al haber dejado en suspenso los populares el acuerdo de gobierno municipal la pasada semana. De esa manera, Jácome asegura que su formación "no apoyará" los presupuestos que seran sometidos a votación a finales de este mes. Una nueva vuelta de tuerca en el sainete político ourensano, después de que el propio Baltar asegurase esta jornada que el acuerdo entre ambas fuerzas sí seguía "vigente".

Baltar sostiene que el pacto no está roto ya que mantiene el mismo con los concejales 'díscolos' de Democracia Ourensana, que abandonaron la disciplina de partido de Jácome y que están liderados por el todavía portavoz en la Diputación, Miguel Caride. No obstante, Jácome niega la mayor y rechaza que Caride "represente a la mayororía de DO". "Eso no tiene ningún sentido, ya sería el colmo", indicó.

Juego aritmético

La crisis ourensana está marcada por la aritmética. Según Baltar, Caride le habría transmitido "tajante" y "contundentemente" que el acuerdo en la Diputación continúa "vigente", a pesar de haberse roto el pacto entre PP y Democracia Ourensana en el Ayuntamiento tras varias acusaciones de delito de un grupo de ediles críticos de DO a su propio alcalde por supuestas irregularidades en la gestión de los fondos públicos del partido.

El presidente de la Diputación necesita al menos a uno de los diputados de DO -Miguel Caride, díscolo, y Armando Ojea, afín a Jácome y recientemente nombrado teniente de alcalde del Consistorio ourensano- para sumar mayoría y poder sacar las cuentas adelante.

La clave está en los 'díscolos'

Baltar, asimismo, refirió que tendrían que ser los díscolos -que ahora suman cuatro contra el alcalde y Ojea- "los que deben marcar la estrategia" en el partido, a lo que Jácome le ha contestado que "ellos no están en el partido politico" y que "la línea no la va a marcar un díscolo, ya que los díscolos son gente que se sale de la línea del partido": "Todo el mundo sabe que la gente votó una lista encabezada por mí y eso es una valoración que hace Baltar totalmente equivocada, todavía no sé por qué tardan en hacerlo (en pasarse los contrarios al grupo de los no adscritos)".

Jácome, además, ha remarcado de nuevo -como ya hizo la semana pasada en rueda de prensa- que "no" están "a favor de los presupuestos" que se llevarán al pleno de finales de mes en la institución provincial, unos números que sí apoyaron en el pasado para seguir el "'quid pro quo'", resquebrajado ahora: "En el caso de que no nos apoyen en la ciudad de Ourense -como ha ocurrido, de forma "unilateral"-, no podemos apoyar en la Diputación", ha defendido el alcalde.

Preguntado por el futuro de la gobernabilidad en Ourense, con doce áreas para repartir entre tan solo dos ediles por el momento -Jácome y Ojea-, el alcalde ha añadido que "todavía no hay decisión".

La vicepresidencia de la Diputación, en el aire

La mano derecha y único apoyo de Jácome en estos momentos, Armando Ojea, ejerce como vicepresidente de la Diputación de Ourense y como teniente de alcalde en el Ayuntamiento de la ciudad, aunque Jácome ya ha subrayado hoy que "no se pueden mantener los dos cargos porque son incompatibles" y que "seguramente mañana o pasado" tomarán una "decisión".

Por lo pronto, Ojea no asistió esta mañana a la junta de gobierno provincial, en la que un 'no' a cualquiera de los asuntos expuestos podría conllevarle la retirada de sus competencias como vicepresidente, a tenor de lo advertido hoy por Baltar, que avisó de que consideraría tal gesto una "máxima pérdida de confianza".

Desde el PP provincial han abundado que Ojea "acertó en no asistir" y que "nunca" han tenido "el más mínimo problema ni con él ni con Caride", siendo incluso "espectacular la relación personal": "Se dirigió al secretario general diciéndole que consideraba oportuno no asistir dadas las circunstancias que estaban rodeando la desecha en el Ayuntamiento de Ourense y, por extensión, algo también en la Diputación", ha explicado el portavoz popular en el ente provincial, Plácido Álvarez.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad