El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el presidente de Alcoa España, Álvaro Dorado, y la ministra de Industria, Reyes Maroto, en su visita a la planta de Alcoa en San Cibrao

La crisis de Alcoa, un arma arrojadiza en la campaña electoral

"Nunca he estado tan preocupado por la política industrial como ahora", asegura Núñez Feijóo, en alusión al futuro de la planta de Alcoa en San Cibrán

Endesa As Pontes, Meirama, Alcoa San Cibrao… Galicia está en una situación de emergencia industrial, amenazada por los cierres y las desinversiones y eso el algo que no ha pasado desapercibido a las distintas formaciones políticas. La crisis que atraviesa Galicia es usada como arma electoral por todos los partidos sin excepción. Mientras que el PP de Alberto Núñez Feijóo carga contra el gobierno central y Pedro Sánchez por no haber dado ni siquiera a conocer el borrador de un estatuto de las electrointensivas que está llamado a salvar la planta de Alcoa en Lugo, la oposición arremete contra la Xunta de Galicia y contra el proyecto de presupuestos autonómicos para 2020, que dedica una inversión mayor a Cultura y Turismo que a Industria.

Este domingo, en un acto de campaña en Lugo, el presidente de la Xunta centró su debate en la situación de la planta de Alcoa en San Cibráo. Tras la venta de la factoría de A Coruña, la amenaza se ha instalado en la planta lucense, sobre todo, después de que la multinacional estadounidense anunciase posibles desinversiones esta semana junto con la presentación de sus resultados correspondientes al tercer trimestre del año, que arrojan pérdidas por valor de 200 millones de euros.

La importancia del aluminio

“Voy a decirles la verdad. Nunca estuve tan preocupado por la política industrial como estoy ahora”, dijo el mandatario gallego, que afeó la presencia en Lugo este domingo del ministro de Fomento en funciones, el socialista José Luis Ábalos. “Acude a la ciudad a no decir ni una palabra sobre el primer problema que tiene la provincia”, indicó.

“A Mariña desaparecerá industrialmente si Alcoa se va, pero este no es un problema exclusivo de una provincia., es un problema de toda Galicia. Si Galicia pierde la fábrica de aluminio, automáticamente las empresas que trabajan con el aluminio empezarán a tener tensiones de dónde compran la materia prima", vaticinó.

"Desprecio permanente"

Para Feijóo, el futuro de Alcoa pasa necesariamente por un cambio de gobierno en Madrid."El próximo 10 de noviembre no solo estamos convocados a volver a votar. Nos enfrentamos a una decepción como país, nos enfrentamos a una irresponsabilidad de 16 meses de gobierno, nos enfrentamos a una inestabilidad como nunca vivimos en política española", insistió."¿De verdad que vamos a seguir aguantando este desprecio permanente por la política industrial del Gobierno de España con Galicia? No a la central térmica de As Pontes, no a Ence, no a Alcoa. ¿Realmente merecemos esto?", dijo.

Pero, si Feijóo acusa al gobierno central de haber abandonado a Galicia a su suerte, la oposición lo acusa, directamente, de no tener un plan para hacer frente a la emergencia industrial que atraviesa la comunidad. Durante todo el fin de semana, tanto el PSOE gallego, como el BNG, Común da Esquerda y el grupo Mixto cargaron contra el proyecto presupuestario para 2020 presentado por el ejecutivo gallego ya que, a su juicio, fía el futuro económico del territorio al turismo y al Xacobeo.

"Ya deberíamos tener un marco energético"

La líder del BNG, Ana Pontón, insistió en la necesidad de que los gallegos voten a la formación nacionalista en los próximos comicios del 10N como antídoto contra la crisis industrial. “Es necesario acabar con el ninguneo y la discriminación de la fuerzas estatales hacia Galicia, que ya deberían haber creado un marco energético para no conducir a la industria gallega a la pérdida de miles de empleos”, apuntó. “El bipartidismo, en lugar de aportar soluciones a Alcoa y a Endesa, han vuelto a Galicia con las mismas promesas de siempre, que olvidan al día siguiente”, dijo la nacionalista, que también censuró a Podemos, que vota “los peores presupuestos que ha habido para Galicia en los últimos 20 años”.

El secretario general de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero, por su parte, calificó los presupuestos presentados por la Xunta de Galicia como “una carta a los reyes magos”. “Promete todo lo que no se hizo a lo largo de once años”, censuró. 

 

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad