La comisión que investiga la quiebra de las cajas gallegas cumple dos años en el limbo

stop

PARLAMENTO

Julio Fernández Gayoso y José Luis Méndez | EFE

A Coruña, 26 de marzo de 2015 (00:58 CET)

Un aniversario ha pasado prácticamente por alto en el Parlamento gallego. Este mes, se cumplen dos años de la constitución de las comisión que pretendía investigar las causas y los protagonistas que llevaron a las cajas gallegas a una crisis sin precedentes, que desembocó en su fusión y posterior bancarización, para luego finalizar la entidad resultante nacionalizada y subastada. Por el camino fueron necesarias diversas inyecciones públicas que superaron los 9.000 millones de euros. Pasados 24 meses, las conclusiones de aquellas sesiones siguen en el limbo.

Justo este miércoles, AGE reclamó en la Cámara que se reanuden "de inmediato" los trabajos de la comisión de las cajas, algo que el PP ha rechazado después de ironizar con que la petición parte de un grupo que renunció a trabajar en ese órgano.

Los populares votaron en contra de esta proposición de ley que sí tuvo el respaldo del resto de grupos del hemiciclo.

Sin conclusiones

A día de hoy, las conclusiones de la comisión siguen siendo una incógnita. Desde el PP explican que estas "continúan en proceso de elaboración" al haberse ido atrasando por diversos motivos. Una vez el grupo mayoritario tenga un borrador de las conclusiones, este debería presentarse al resto de grupos para poder hacer las enmiendas que considerasen oportunas en la comisión para finalmente ser remitido a la Cámara.

La opinión de la oposición es que la comisión de las cajas gallegas ha servido para muy poco. Hace dos años ya que los grupos parlamentarios pactaron la comparecencia de 45 ponentes, entre los que se encontraba el director general de Caixa Galicia, José Luis Méndez, y el presidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso. La mayoría de ellas se desarrollaron en julio de 2013. Hubo ausencias destacadas como la del ex gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y la ex conselleira de Facenda Marta Fernández Currás, que se limitaron a responder por escrito.

"Han pasado muchas cosas en dos años"

"En julio de 2013 parecía que Feijóo tenía una hoja de ruta muy marcada, las comparecencias fueron frenéticas y no se dejó que Fernández Ordóñez compareciese en septiembre para no demorar la comisión, y sin embargo, lleva todo este tiempo paralizada", indica el portavoz socialista en materia económica, Abel Losada. "Desde entonces han pasado muchas cosas importantes que deben ser tenidas en cuenta como la propia venta de Novagalicia de forma acelerada a un entidad que ha conseguido en una año unos beneficios de 1.000 millones de euros", dice el diputado que afirma que sin las conclusiones preliminares es muy difícil poder avanzar. "Es muy difícil poder trabajar sobre la nada", dice.

Efectivamente, desde el arranque de la comisión de investigación se han producido muchos hechos, más allá de la propia venta de Novagalicia, que fueron tratados en la comisión.

Querellas, juicios y llamadas a la Fiscalía

Desde que arrancara aquella comisión en la que José Luis Méndez dijo no sentirse culpable por la crisis de las preferentes, la CIG presentó ante la Audiencia Nacional una querella contra los consejeros de las antiguas cajas por la comercialización de productos tóxicos, también presentó ante la Fiscalía documentación sobre la compra por parte de Matilde Pascual, la mujer del banquero, de 14 inmuebles a Caixa Galicia, poco antes de la fusión con Caixanova.

En el primer caso, la Audiencia Nacional desestimó la querella al entender que no era el órgano competente en la materia y ordenó remitir la denuncia a los juzgados de Vigo. En el caso de la información sobre Méndez, la CIG informa que, de momento, la Fiscalía sigue sin pronunciarse sobre el tema.

También en este período inconcluso de la comisión de investigación de las cajas gallegas, el FROB remitió a la Fiscalía diversas operaciones "potencialmente irregulares" detectadas en Novagalicia para su investigación.

"Ya no tiene sentido"

Además, tanto Gayoso, como los directivos que se llevaron casi 20 millones de euros en concepto de prejubilaciones mientras las cajas gallegas se quebraban (Pego, García de Padres, Gregorio Gorriarán y Óscar Rodríguez Estrada) serán juzgados en mayo ante la Audiencia Nacional.

Xoán Antón Pérez Lema, abogado y miembro de Acouga, asociación que representa a muchos pequeños ahorradores en su día atrapados en las preferentes opina que, a día de hoy, y con los acontecimientos acaecidos en este tiempo "la comisión para no tener ya sentido tal y como estaba planteada". Sostiene que la oposición debería "denunciar el papel jugado por el gobierno del PP en la Xunta o bien permitir el cierre de la comisión". "La comisión fue un auténtico bluf, una mentira con los gallegos y creo que hubo poca presión por parte de la oposición en un proceso en el que se perdieron entre 8.000 y 9.000 millones y sólo se recuperaron 1.000", opina.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad