La Comisión Europea avala el modelo de Sogama

stop

Advierte, sin embargo, que la morosidad y los costes de transporte complican su viabilidad

Imagen de las instalaciones de Sogama

20 de octubre de 2013 (16:00 CET)

La actividad de la Sociedade Galega do Medio Ambiente (Sogama) es beneficiosa para el empleo y en materia ambiental, pero tiene limitaciones que ponen en riesgo el futuro del sistema. Esta es la conclusión a la que llegó la consultora Csil Milano, encargada de elaborar un informa independiente sobre Sogama para la Comisión Europea.

El análisis de la empresa italiana pone énfasis en los beneficios para el medio ambiente y en la generación de empleo, pero incluye matices en otros aspectos. Considera que la morosidad de los ayuntamientos, un canon que no incluye los notables gastos en el transporte de residuos desde las distintas plantas y la insuficiente capacidad de valorización energética del complejo de Cerceda ponen en riesgo su viabilidad

Pérdida de recursos


Esta última circunstancia, según explicó Emanuela Sirtori, representante de Csil Milano, lleva a Sogama a perder recursos en el vertedero de Areosa. En el mal aprovechamiento también influyen los defectos en la separación de residuos por parte de los ciudadanos. Las bolsas contienen una alta tasa de impropios que Sogama no puede separar, mermando su capacidad para convertirlos en recursos económicos.

Sirtori reconoció, en cualquier caso, que la mayoría de problemas detectados ya están recogidos en el plan gallego de gestión de residuos urbanos 2010-2020, donde también se dibujan las fórmulas para solventarlos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad