La banca endosó a Gallardón y Botella una cláusula suelo que ha costado 250 millones

stop

Ahora Madrid intenta zafarse de unos productos financieros con los que se pagan intereses al 4,5% mientras que los tipos se ubican en el 0,25%. El PSOE y Ciudadanos respaldan al gobierno de Carmena en su reivindicación

El exalcalde Alberto Ruiz Gallardón y su mano derecha, Juan Bravo.

Madrid , 19 de octubre de 2015 (21:14 CET)

El Ayuntamiento de Madrid ha denunciado este lunes que la banca embaucó a los gobiernos de Alberto Ruiz Gallardón y Ana Botella con una especie de cláusula suelo por la que el Ayuntamiento ha pagado hasta ahora casi 250 millones de euros de más por los intereses de la deuda.

Los gobiernos de Gallardón y Botella firmaron con los grandes bancos unos productos financieros conocidos como swaps para garantizar que no pagarían intereses desproporcionados en el caso de una subida de tipos. Con una deuda disparada hasta los 7.000 millones de euros, los gobiernos del PP quisieron asegurar un tipo de interés máximo. Pero tomaron esa decisión en el peor momento: cuando los tipos de interés se estaban desplomando.

Cuando el interés se ubicaba en torno al 1%, el equipo de Alberto Ruiz Gallardón  firmó un interés fijo del 4,5%. Ahora Madrid segura que el Ayuntamiento ha pagado hasta ahora un exceso de intereses de más de casi 250 millones de euros.

Pérdidas seguras

El concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato, ha explicado este lunes a los grupos parlamentarios que el Ayuntamiento buscará las vías para deshacerse de estos productos financieros complejos conocidos como swaps, que sólo han ocasionado pérdidas al Ayuntamiento. Este año, el gobierno municipal ha pagado un exceso de intereses de 66 millones de euros, tal como había informado este diario.

Pero deshacerse de los productos financieros contratados no será tarea fácil. En caso de que el Ayuntamiento de Madrid decida rescindir los swaps, tendrá que pagar más de 400 millones de euros. Es el coste de la retención que los bancos quieren aplicar a un producto que saben que sólo es beneficioso para ellos y no para el contratante, según ha explicado el concejal de Economía y Hacienda.

Los bancos

El Ayuntamiento tiene contratados productos swaps por casi 2.000 millones de euros con BBVA, Crédit Agricóle, Societé Genérale, Belfius y Bankia, según explicó este lunes el concejal de Hacienda. Los grupos de Ciudadanos y PSOE también han criticado la contratación de estos productos financieros perjudiciales para las arcas públicas. "Si sale cara, ganas tú. Si sale cruz pierdo yo", ha explicado el concejal Carlos Sánchez mato de forma sintética en eldiario.es.

"Ahora Madrid tiene razón en criticar la forma en la que se firmaron estos productos, que han resultado muy perjudiciales para las cuentas municipales. Se negociaron muy mal. Los intereses están al 0,25% y se están pagando al 4,5%. Apoyaremos las medidas que intenten revertir las swaps", explica el portavoz de Economía de Ciudadanos, Miguel Ángel Redondo. El cabeza de lista del PSOE en las pasadas elecciones, Antonio Miguel Carmona, criticó los elevados intereses que paga el Ayuntamiento y urgió a una renegociación con la banca.

El PP defendió la contratación de estos productos por considerar que, ante un endeudamiento elevado tras la construcción de la M-30 y otras obras olímpicas, el Ayuntamiento tenía que garantizar que pagaría un interés tope máximo que no estuviese afectado por los tipos. El problemas es que la decisión se tomó justo cuando todos los marcados daban por hecho una baja de intereses y no una subida. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad