La austeridad también llegó a los chalecos antibala y al entrenamiento policial

stop

El Sindicato Unificado de la Policía censura al Gobierno por “malgastar” dinero en divisas y no invertir en la seguridad de los agentes

El féretro de la agente fallecida llega a la comisaría de la Policía Nacional en Vigo | EFE

29 de noviembre de 2014 (12:53 CET)

El Sindicato Unificado de la Policía sabe que no es el mejor momento para poner el grito en el cielo. Ha transmitido el pésame a los familiares y allegados de la agente fallecida en el atraco a la sucursal de Abanca en Vigo, Vanessa Lage. Pero en la agenda del SUP está pedir cuentas al Gobierno por "malgastar" el dinero público en divisas del CNP y no invertir en chalecos antibala.

Ni la agente fallecida ni el subinspector que recibió cinco disparos llevaban chaleco. El sindicato considera que, "pasado el trance", alguien tendrá que explicar "las pobres inversiones que nuestros gobernantes y la cúpula policial destinan a la protección personal de los policías".

El mismo entrenamiento desde hace 30 años


"No es de recibo que se malgaste en nuevas divisas y en cambiar el nombre de nuestra organización, mientras que los policías sigan saliendo de Ávila sin un chaleco asignado de manera personal, de la misma forma que se hace con el arma reglamentaria, que permita minimizar los riesgos a los que nos exponemos en intervenciones como éstas", ha censurado el sindicato en un comunicado.

En la misma línea, ha denunciado que los agentes son entrenados con un plan de tiro "escaso rancio y obsoleto", que data de 1985 y dota con cien cartuchos al año por policía, que no es adecuado a los incidentes armados a los que tienen que hacer frente los agentes en su día a día laboral.

"Esperamos que la administración al menos facilite el apoyo psicológico que familiares y compañeros puedan necesitar", ha concluido el SUP, que ha transmitido un mensaje de "cariño y apoyo" a la familia, compañeros y allegados de la agente fallecida y su deseo de pronta recuperación para el subinspector herido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad