La AP-9 tiene el mismo tráfico que en 2002 pero cuesta un 50% más

stop

La vía gestionada por Audasa registra su peor dato en doce años con 20.158 vehículos diarios

Tramo de la autopista AP-9 | EFE

09 de febrero de 2014 (00:26 CET)

Nunca desde que la Autopista do Atlántico conectó Ferrol con Tui había registrado un nivel tan bajo de tráfico. La crisis económica, pero también el progresivo incremento en las tarifas de los peajes, ha menguado drásticamente el número de vehículos que circulan por la vía que vertebra Galicia de norte a sur. La AP-9 cerró 2013 con una intensidad media diaria de 20.158 vehículos, según los datos del Ministerio de Fomento. Es el peor dato desde 2001, cuando circulaban al día por la autopista de peaje 19.904.

Remontarse más de una década para encontrar una cifra parecida no es la única mala noticia para la concesionaria Audasa, que encadena su quinto ejercicio consecutivo a la baja. En 2007 presentó una intensidad media diaria de 27.030 vehículos, casi 7.000 más que en 2013. Los beneficios de la empresa del Grupo Itínere, sin embargo, se mantuvieron al alza hasta 2010, año en el que ganó 66 millones. Desde entonces, se han rebajado más de un 50%. Audasa cerró 2012 con unas ganancias de 30.9 millones.

Subida de precios


Los datos del Ministerio de Fomento ponen la rúbrica a un año negro para la concesionaria de la Autopista do Atlántico, que todavía tendrá resonancias cuando presente su cuenta de resultados del último ejercicio. Con parte de los usuarios de la AP-9 amotinados por los incrementos en el peaje, la Xunta pidió a Fomento que traspase la titularidad de la autopista para negociar directamente con Audasa y poner freno al continuo incremento de las tarifas, que a comienzos de 2014 volvieron a encarecerse un 1,85% de media.

En los últimos años esta ha sido la constante. Con excepción de 2010, cuando los peajes se mantuvieron congelados (-0,07%), el resto de ejercicios han ido en incremento desde 2007. En 2009, las tarifas aumentaron un 4,46%, en 2011 un 1,47% y en 2012 experimentaron hasta tres subidas con incrementos en la tarifa del 3,29% en enero y del 7,5% en julio, al que hay que añadir el aumento del IVA en septiembre del 18 al 21%. Finalmente, en el arranque de 2013 y 2014 el peaje volvió a encarecerse un 2,54% y un 1,85% respectivamente.

Esta deriva ha permitido a Audasa mantenerse hasta la fecha en beneficios, a pesar de dejar un balance preocupante. La AP-9 tiene un tráfico similar al de 2002, ejercicio en el que logró una intensidad media diaria de 20.787 vehículos, sin embargo, cuesta un 50% más, según los datos del Ministerio de Fomento.

La mejor autopista estatal es gallega


En realidad, la pérdida de tráfico de la Autopista do Atlántico en el último año no dista demasiado de la del resto de vías de peaje de titularidad estatal, que han perdido, de media, en torno al 5% de sus vehículos. La que mejor comportamiento ha mostrado es, curiosamente, otra infraestructura gallega.

La AP-53, que conecta Santiago con el Alto de Santo Domingo (Ourense), marcó una intensidad media diaria de 5.541 vehículos, experimentando un incremento del 11,55%, el mejor balance entre las autopistas dependientes del Ministerio de Fomento.

La concesionaria Autopista Central Gallega (Acega) está participada en un 61,4% por Glovalvía, del grupo FCC, y en un 18,3% por Itínere, que a su vez controla el 100% de Autopistas del Atlántico (Audasa) y Autoestradas de Galicia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad