La AP-9 encadena 11 meses de aumento de tráfico tras encarecer casi un 30% los peajes

stop

La Autopista do Atlántico incrementa mes a mes el número de vehículos desde septiembre de 2014, el año en el que las tarifas tocaron techo

Tramo de la AP-9

en A Coruña, 13 de octubre de 2015 (00:17 CET)

Se acabó la recesión económica y volvieron los coches a la AP-9, deprimida desde que estalló la crisis. Las continua caída del tráfico, que arrancó en 2008, ha dado paso a una mejora de las cifras desde septiembre del año pasado. Ese mes, la principal autopista de Galicia aumentó la Intensidad Media Diaria un discreto 0,3% respecto al mismo mes del año anterior. Desde entonces, sigue enganchada a la buena línea –al menos en cuanto a tráfico-- del resto de vías de peaje dependientes del Ministerio de Fomento.

En lo que va de año, la Autopista do Atlántico elevó su tráfico respecto al curso anterior en un 3,4% en enero, un 6,2% en febrero, un 7,6% en marzo, un 4,4% en abril, un 2,4% en mayo, un 7,6% en junio y un 6,4% en julio, según los datos proporcionados por el departamento que dirige Ana Pastor y siempre referidos a la Intensidad Media Diaria de vehículos.

Los precios tocan techo

La notable progresión sitúa a la AP-9 entre las vías con mejor evolución en lo que va de curso. De paso, sirve a Audasa, la concesionaria, para hacer caja, pues la recuperación del tráfico llega tras las continuas subidas de peajes ejecutadas durante la crisis, que elevaron cerca del 30% las tarifas.

Fueron consecuencia de un aumento del 1,85% en 2014 y de la triple subida del año anterior, del 3,29% en enero y del 7,5% en julio, al que hubo que añadir el incremento del 3% en el IVA. Antes, en 2009 y 2010, se había elevado el peaje un 4,46% y un 14% respectivamente. De esta manera, el mismo trayecto en 2008 costaba entre un 26% y un 29% menos, dependiendo del tramo, que en la peor etapa de la crisis económica.

Con la entrada en 2015, el Ministerio de Fomento anunció que los peajes se congelaban. Las subidas anteriores se justificaron como una manera de compensar el descenso de tráfico, a lo que se sumaron otros factores, como la subida del IVA y la actualización en base al IPC. El regreso de los coches a la vía coincide con las tarifas en máximos.

Descuentos con blindaje

Hay alguna excepción, pues en los últimos años se han aplicado rebajas en determinados puntos. Se estableció la gratuidad del viaje de vuelta para distintos trayectos entre Pontevedra y Vigo y sus alrededores cuando se realizaban en el mismo día. Para este convenio, Fomento acordó una compensación para Audasa que evitase perjuicio en su patrimonio y que consistirá, según contempla el acuerdo, en una nueva subida de peajes.

Para las bonificaciones de hasta el 43,4% para los camiones que circulan por el tramo Puxeiros-O Porriño, Fomento acordó con la concesionaria que "en el caso de que la aplicación de la medida suponga una pérdida de ingresos para la sociedad concesionaria, la Administración General del Estado aportará la cantidad necesaria para recuperar dicha disminución". Se espera, en este caso, que el aumento de tráfico derivado de los descuentos sea suficiente para mantener el nivel de ingresos de Audasa, de manera que no sea necesario compensarla. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad