El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, durante la concentración de alcaldes en la Plaza de Sant Jaume de Barcelona. EFE/Toni Albir

Junqueras se encomienda al arzobispo de Barcelona

stop

Junqueras ha tenido diversos encuentros con el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, para buscar la distensión en el conflicto catalán

Josep María Casas

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, durante la concentración de alcaldes en la Plaza de Sant Jaume de Barcelona. EFE/Toni Albir

en Barcelona, 11 de octubre de 2017 (06:00 CET)

Oriol Junqueras mantiene contactos desde hace semanas con Juan José Omella, arzobispo de Barcelona. Fuentes de ERC apuntan que el 20 de septiembre pasado, tan sólo unas horas después de que la Guardia Civil detuviera diversos altos cargos de la Generalitat, Junqueras se reunió en privado con Omella.

Las fuentes consultadas desconocen si la cita estaba agendada con anterioridad. No obstante, recuerdan que el vicepresidente de la Generalitat acudió al encuentro con Omella mientras sus principales colaboradores continuaban detenidos en la sede de la Consejería de Economía. Entre ellos estaban Josep Maria Jové, secretario general de la Vicepresidencia; Lluís Salvadó, secretario general de Hacienda; y Natàlia Garriga, directora de servicios de la consejería.

A Junqueras se le vio muy afectado por estas detenciones. Nunca ha dudado de la necesidad de convocar el referéndum, pese a las advertencias del Estado. Sin embargo, después del 1 de octubre no tenía tan claros los movimientos que debían adoptar. Entonces acudió de nuevo a ver al arzobispo.

Encuentro en la Moncloa

El 4 de octubre, Junqueras se reunió con Omella, precisamente un día después que éste y el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, mantuvieran una larga conversación con Mariano Rajoy en la Moncloa. No fue una casualidad.

La iglesia catalana y la española han adoptado una posición de prudencia en este conflicto político. La Conferencia Episcopal Tarraconense, que reúne a los obispos catalanes, se ofreció para contribuir a la “justicia, fraternidad y comunión”. Eso exponían en un comunicado difundido el 20 de septiembre, que coincide con las detenciones y con una de las reuniones de Junqueras con Omella.

Conflicto catalán: Junqueras busca consejo en el arzobispo de Barcelona

Curiosamente, Carles Puigdemont no ha buscado ningún acercamiento a Omella. Incluso le disgustó su homilía en la Sagrada Familia con motivo de los atentados terroristas de Barcelona del 17 de agosto. El arzobispo subrayó que “la unión nos hace fuertes mientras que la división nos corroe y nos destruye”. En cambio, Junqueras se ha encomendado a Omella.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad