Juncker apremia a España para que forme Gobierno "lo antes posible"

stop

El presidente de la Comisión Europea, con un discurso ambiguo, reclama la creación "rápidamente" de un ejecutivo "estable", ante el miedo a que las negociaciones se alarguen y afecten a la situación económica de la zona euro

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, durante la rueda de prensa de este viernes / EFE

Barcelona, 15 de enero de 2016 (13:10 CET)

Jean-Claude Juncker, luxemburgués y presidente de la Comisión Europea, se ha mostrado cercano al gobierno de Mariano Rajoy en la última legislatura. Conocidos son sus gestos cariñosos con el ministro Luis de Guindos en las cumbres comunitarias y su cercanía al comisario Miguel Arias Cañete, ambos miembros del gabinete del ejecutivo español en los últimos cuatro años.

Pero Juncker tiene prisa ahora, temeroso de que las necesarias negociaciones entre partidos fruto del 20-D, desestabilicen la situación económica en la zona euro. No es la primera vez que el líder comunitario pide a España "un Gobierno estable". La diferencia ahora reside en que, según los deseos de Juncker, éste debería concretarse "lo más rápidamente posible". "Quiero que España esté a la altura", ha añadido.

Eso sí, convencido de la necesidad de guardar las formas, ha insistido en no querer interferir en "la composición concreta" del nuevo ejecutivo. Durante su comparecencia ante los medios este viernes, el político luxemburgués ha preferido no hablar sobre Cataluña o, según sus palabras, comentar "movimientos en ciertas regiones" de la eurozona.

Nuevos presupuestos

Las palabras de Juncker llegan un día después de que Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos, soltase una buena regañina a España, con motivo de los presupuestos aprobados por el Gobierno de Mariano Rajoy. Según los cálculos de Moscovici, estas cuentas no permitirán a nuestro país alcanzar ni de lejos los objetivos de déficit marcados por Bruselas.          
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad