Jornada negra en cuanto a incendios en Galicia, con casi 8.000 hectáreas calcinadas en Ourense. E.P.

Jornada negra: Galicia multiplica por cuatro las hectáreas calcinadas

Los incendios registrados en más de una docena de ayuntamientos de Ourense y que, se cree, han sido provocados arrasan 8.000 hectáreas de terreno

Jornada negra en Galicia debido a los incendios forestales. Los fuegos registrados en más de una docena de ayuntamientos de Ourense han calcinado alrededor de 8.000 hectáreas, según las estimaciones provisionales aportadas por la Consellería de Medio Rural en la tarde de este lunes. La cifra da muestra de la rápida propagación de los incendios, ya que en la tarde del domingo, el Gobierno gallego contabilizaba que se habían calcinado unas 2.000 hectáreas de terreno. Es decir, en unas 24 horas, el terreno quemado se ha cuadruplicado.

Los de mayor envergadura afectan a Lobios, Vilariño de Conso y Cualedro. Precisamente, en Vilariño de Conso, Medio Rural ha tenido que declarar la situación 2 de emergencia como medida preventiva debido a la proximidad a los núcleos de Soutogrande y Soutelo. En la tarde de este lunes y en declaraciones a la Radio Galega, la alcaldesa de Vilario, Melisa Macía, destacaba que el viento está dificultado las labores de extinción.

De hecho, el incendio de Vilariño está activo desde las 2 de la madrugada del domingo. Se trata de un fuego que se inició en la parroquia de Sabuguido y que, según los cálculos, habría arrasado ya unas 2.000 hectáreas de terreno. Para su control se han movilizado 13 agentes, 23 brigadas, 13 motobombas, cuatro palas, 14 helicópteros y nueve aviones.

Precisamente la naturaleza de los incendios que asolan la provincia de Ourense desde el pasado fin de semana ha hecho que tanto desde la Consellería de Medio Rural como desde la propia presidencia de la Xunta se hable de fuegos posiblemente intencionados. 

Zonas naturales protegidas

Las llamas están afectando también a zonas de alta protección natural. También con unas 2.000 hectáreas afectadas sigue activo el incendio que empezó entorno a las siete de la tarde del sábado en Lobios, en la parroquia de Río Caldo, y que afecta al Parque Natural de la Baixa Limia-Serra do Xurés. En su extinción trabajan 13 agentes, 23 brigadas, 13 motobombas, cuatro palas, 14 helicópteros y nueve aviones.

En Cualedro, donde ha sido desactivada la alerta por proximidad a las casas, en la parroquia de Montes, también sigue activo el incendio iniciado a las tres de la tarde del domingo y que afecta a unas 1.300 hectáreas. Para el control de este fuego se han movilizado 8 agentes, 16 brigadas, 11 motobombas, cinco palas, seis helicópteros y cuatro aviones. También han colaborado efectivos de la Unidad Militar de Emergencias.

Al margen de los grandes incendios registrados, Ourense contabiliza otros núcleos con incendios de menor envergadura. Es el caso del registrado en Chandrexa de Queixa, que ya lleva devastadas unas 500 hectáreas o el de Rairiz de Veiga, iniciado también en la jornada del domingo y en el que se han quemado otras 300 hectáreas.

Activo desde este lunes, también se contabiliza otro incendios dentro del término municipal de Vilardevós, que afecta a 300 hectáreas de terreno mientras que Manzaneda suma tres incendios que afectan a distintas parroquias y que han calcinado más de 320 hectáreas. También en la jornada del lunes, procedente de Zamora, un incendio ha afectado a A Mezquiza, en la parroquia de Cádavos. Ya hay unas 100 hectáreas calcinadas.

Asimismo, Medio Rural ha informado de 60 hectáreas quemadas en un fuego en Laza y de seis en el de Muiños, en la parroquia de Requiás, que también afecta al Parque del Xurés. Incide medio Rural en que este fuego se inició en dos focos diferentes y simultáneos, lo que "da idea de clara intencionalidad". Todos estos fuegos continúan activos.

Fuegos estabilizados

Estabilizado ha quedado en la tarde de este lunes el de Vilar de Barrio tras quemar unas 700 hectáreas y también el de A Gudiña, que ha quemado unas 150. Y bajo control están los registrados en Maceda, iniciados simultáneamente en la parroquia de Castro de Escuadro el domingo, tras quemar 130 hectáreas.

También se da por estabilizado otro incendio, en este caso en Ribas de Sil (Lugo) en el que se detectaron cuatro focos simutáneos, algo que también evidencia, según Medio Rural, "su clara intencionalidad".

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad