Italia actúa de emergencia ante la peligrosa escalada de su prima de riesgo

stop

Berlusconi convoca un consejo de ministros extraordinario a última hora de la tarde para presentar este jueves en el G20 un programa normativo para atajar el endeudamiento del país

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi

02 de noviembre de 2011 (19:17 CET)

El Gobierno italiano aprobará este miércoles un decreto con “las medidas más urgentes” para impulsar el desarrollo y limite el endeudamiento italiano. Y lo hará pocas horas antes del inicio de la cumbre del G20, que tendrá lugar este jueves y viernes en Cannes. El primer ministro, Silvio Berlusconi, ha convocado un consejo de ministro extraordinario a las ocho de la tarde para dar luz verde al paquete de medidas tras la peligrosa escalada de la prima de riesgo del país transalpino.

Durante la sesión bursátil del miércoles ha alcanzado los 450 puntos básicos, una diferencia entre el bund alemán que sólo han experimentado dos territorios europeos más: Irlanda y Portugal. Pocos días después fueron rescatados.

El ministro de Infraestructuras italiano, Altero Matteoli, ha explicado antes de entrar en la reunión que el decreto “intentará introducir el mayor número posible de medidas". El ministro ha destacado que "por ahora" están trabajando sobre "las profesiones, las infraestructuras y la aceleración burocrática".

Acuerdo débil con la Liga Norte

El principal obstáculo que tendrá que superar Berlusconi es la oposición de la Liga Norte a aprobar las intervenciones sobre las pensiones, principalmente la eliminación del subsidio de ancianidad. En este sentido, el líder de la Liga, Umberto Bossi, ha afirmado que si el Ejecutivo "toca las pensiones" su partido "hará la revolución". Sin su apoyo, la continuidad del Popolo della Libertà en el poder cuelga del alambre.

El Ejecutivo italiano también estudia reintroducir el impuesto de patrimonio, según ha explicado el vicepresidente en el Congreso, Massimo Corsaro, al diario La República.

Maratón de reuniones

Los ministros italianos no son los únicos que se han reunido de urgencia esta tarde en Italia. El presidente del país transalpino, Giorgio Napolitano, se ha encontrado con los principales líderes de la oposición y con empresarios y sindicatos para valorar la estabilidad económica de Italia.

También ha requerido también una reunión con el ministro de Economía, Giulio Tremonti, y algunos dirigentes del partido de Berlusconi para valorar el suporte que tendrá en las cámaras el decretazo.

En cuanto a los partidos en la oposición, han mantenido encuentros con sus respectivos consejos directivos para valorar posibles medidas "alternativas" para salir de la crisis, antes de reunirse con Napolitano. Encima de la mesa está la petición de crear un gobierno de emergencia ante “la incapacidad de Berlusconi de aprobar las medidas requeridas por la UE, debido a las luchas internas que mantienen los principales partidos de la coalición del Ejecutivo, Pueblo de la Libertad y Liga Norte”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad