stop

Susana Díaz esquiva los ataques de Pedro Sánchez, mientras que Patxi López reparte críticas a sus contrincantes

Barcelona, 20 de mayo de 2017 (16:47 CET)

Cierre de campaña en el PSOE. Ocho meses después de la renuncia de Pedro Sánchez a la secretaría general, el socialismo se encamina a recomponer su dirigencia. En los cierres de campaña, el candidato madrileño no ahorró críticas contra Susana Díaz, quien esquivó los mandobles de su contrincante. Su posición de tercero en liza le ha permitido a Patxi López atacar por igual a sus competidores. Y los continuos pedidos de unidad de los dirigentes evidencian la fragmentación en el PSOE, y el temor a que surjan grietas insalvables el día después.

El cierre de Sánchez fue en el parque de Berlín en Madrid, donde dijo que rescatará al partido de la “tierra de nadie” en que situó la abstención a la investidura de Mariano Rajoy, y aseguró que las propuestas de la candidata andaluza son “todo lo contrario” de lo que ha defendido el socialismo. A modo de comparación, aseguró que su propuesta es la del “PSOE de la militancia, que va a dejar atrás al PSOE de los notables”.

Sánchez: la abstención situó al PSOE “en tierra de nadie”

"No consultar a la militancia es esconder a la militancia y eso nosotros no lo queremos para el PSOE (...) Lo que tenemos que hacer no es rescatar al PSOE de sus militantes, lo que tenemos que hacer es rescatarle de la abstención del PP, y eso lo tenemos que hacer con nuestro voto", ha subrayado.

Díaz evita confrontar con Sánchez

Susana Díaz realizó su acto final en Cáceres, como agradecimiento al apoyo que le ha dado el presidente extremeño Guillermo Fernández Vara en su candidatura. “Mi compromiso a partir de mañana es que el partido lo vamos a unir", ha indicado la dirigente andaluza, apuntando que ella no quiere no quiere "el voto del que insulta sino el del respeto, de quien pertenece a un partido con 138 años de historia y que tiene que luchar por la fraternidad".

Díaz: “no queremos el voto del insulto sino del respeto”

Díaz prefirió hablar de unidad y de un PSOE que “se levantará” a partir del lunes, y como en el debate del lunes, evitó entrar en el juego de Sánchez. Para quien no ahorró críticas es contra Pablo Iglesias, de quien que ha dicho que promueve "mociones de censura, escraches y manifestaciones a su mayor gloria", mientras que ella, según ha apuntado, defiende "la dignidad del PSOE, sin que nadie nos haga renunciar a nuestras batallas conseguidas, nuestra historia y nuestro pasado".

López se erige como el muro de contención

Sabe que no podrá ganar las internas, pero seguir hasta el final le ha valido el respeto de sus seguidores. Patxi López cerró su campaña en Bilbao ante unos 500 militantes, y allí aprovechó para cruzar críticas a sus contrincantes: "decir eso de que 'soy un 100% PSOE ganador', sin decir qué propones para ganar, no es más que voluntarismo vacío", y "decir que 'soy el único representante de la izquierda capaz de enfrentarse a la derecha', cambiando de propuestas cada 10 minutos, no es más que un ejercicio de contentar a no se sabe quién, pero sin ningún fundamento detrás".

Sin embargo, sabe que el día después de las elecciones, será uno de los pocos dirigentes que podrá ayudar a recomponer los fragmentos rotos del partido, y evitar que siga la diáspora de votos y apoyos en el socialismo.

Hemeroteca

PSOE
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad