Interior reclama a CDC que deje de "enredar" en las relaciones entre España y Marruecos

stop

CONFERENCIA SOBRE INMIGRACIÓN

El ministro Jorge Fernández Díaz, en el Círculo Ecuestre

Barcelona, 27 de abril de 2015 (17:17 CET)

Cuidado con Cataluña. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, tiene claro que el territorio catalán es una de las bases del yihadismo en España. Y ha recordado que de las 11 operaciones en el mes de enero, que se han realizado en toda España contra el radicalismo islamista, cinco se han registrado en Cataluña, y de los 42 detenidos, 25 se han detenido en las comarcas catalanas, "diseminados", hasta en 22 localidades catalanas.

Partiendo de esa realidad, el titular de Interior ha pedido a los partidos políticos catalanes que sean muy prudentes.


Contra las lecciones de Ángel Colom

Pero Fernández Díaz ha vuelto ha dirigir sus dardos contra la fundación de Convergència, Nous Catalans, que dirige Àngel Colom. En una conferencia en el Círculo Ecuestre, y después de una larga reflexión sobre los índices de seguridad en España, Fernández Díaz ha reclamado a CDC que "deje de enredar en las relaciones entre España y Marruecos", en referencia a las propias palabras de Colom, en las que pedía al Gobierno español que fuera más riguroso. "Que no dé lecciones de lo que tenemos que hacer", ha sentenciado.

En ese momento han irrumpido los aplausos de los asistentes, que estaban esperando el momento. Esta vez, a diferencia de la referencia del ministro a la fundación de CDC de hace unas semanas, Fernández Díaz ha querido precisar.


ETA es un cadáver

"Esta claro que una cosa es el fundamentalismo y otra el movimiento independentista, pero reclamo que no se manipulen mis palabras. Esta bien facilitar la integración de los inmigrantes, pero lo que se hace es llevar a esos inmigrantes hacia el independentismo, y es una actividad que se debe hacer con todo cuidado y prudencia, y que tiene sus riesgos", ha añadido.

El ministro de Interior también se ha referido a las detenciones de miembros de ETA que seguirá realizando el Estado, porque "el estado de derecho no ha dimitido", asegurando, en todo caso, que ETA "es ya un cadáver a la espera de la fecha de defunción definitiva".

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad