Insólito: La CUP empata y estira la agonía de Mas hasta el 2 de enero

stop

Las propuestas quedaron igualadas en 1.515 votos. El 2 de enero se espera una definición de la cúpula de la CUP

Votación en asamblea de la CUP / EFE - Alberto Estévez

Barcelona, 27 de diciembre de 2015 (16:41 CET)

Con los nervios de una final por penaltis, pero con resultado más incierto aún: las propuestas de aceptar o rechazar la investidura de Artur Mas han quedado empatadas en 1.515 votos.  

El resultado sorprende a propios y extraños. Se espera que la conferencia de prensa –sin preguntas- los diputados precisen cuáles serán los pasos a seguir de la agrupación.  La propuesta del rechazo a Mas instaba a Junts pel Sí a proponer otra candidatura a presidir la Generalitat, un punto que esta coalición ya había rechazado de plano. Visto el punto muerto, lo más probable es que se tuviera que concurrir a elecciones de nuevo.  

La otra propuesta aceptaba que Artur Mas sea investido presidente del gobierno catalán y daba por aprobado el plan de choque de Junts pel Sí, que propone una hoja de ruta hacia la independencia.

Durante la maratóniana asamblea se realizaron dos votaciones previas: en la primera, se cayó la posibilidad de una abstención en la investidura, y en la segunda votación se descartó la alternativa de apoyar a Mas pero rechazando el plan de choque de JxS.  En todas las rondas el resultado se iba ajustando poco a poco: en la primera, el No ganó al Sí por 59 votos. En la segunda, la diferencia se redujo a 30 votos. Pero como no se alcanzaba más del 50%, hubo que llegar a la tercer votación, que ofrece este inédito empate.

En la asamblea han participado 2.988 personas, que votaron en forma secreta en las 50 urnas habilitadas en la pista cubierta de atletismo en Sabadell. Se esperaba que concurrieran 3.577 personas, número que había obligado a los organizadores a cambiar de lugar en dos oportunidades para acoger a la asamblea.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad