La ciudad de Ripoll se ha convertido en el eje de las investigaciones por los atentados. EFE-RT

Los Mossos señalan al imán de Ripoll como jefe de los terroristas

stop

Los investigadores profundizan las pesquisas en torno al imán Albdelbaki Essati

Barcelona, 19 de agosto de 2017 (17:59 CET)

Para los Mossos d’Esquadra la célula no está desarticulada, como anunció el ministro del Interior Juan Ignacio Zoido, y refuerzan las investigaciones sobre las acciones de Albdelbaki Essati, el imán de Ripoll que instruía a los terroristas.

Los investigadores creen que este líder religioso es una figura clave de la conformación de la célula, por lo que tratan de dilucidar si es responsable de la radicalización de los jóvenes terroristas y si se lo puede considerar como el líder del grupo.

Los policías quieren averiguar si Essati está vivo, o si sus restos son los del segundo cadáver que apareció entre los restos de la vivienda de Alcanar, que voló por la manipulación de explosivos de las más de cien bombonas de butano acumuladas. Con este material la célula planteaba un gigantesco atentado que podría haber causado un número incalculable de víctimas.

El imán proviene de la corriente salafista

Esta mañana la policía ha allanado la vivienda del religioso en la calle Sant Pere, en esta localidad de Girona.

Según este diario, Essati llegó a Ripoll para frenar la división que había surgido en la mezquita local entre dos grupos de jóvenes. Pero el religioso, de tendencia salafista (movimiento islámico que adquiere una visión purista y ultra conservadora del Corán), habría exacerbado los ánimos radicales de los seguidores.

Entre ellos se encuentran Moussa Oukabir, Said Allá, Omar Hichami, Mohamed Hichami y El Houssaine Abouyaaqoub, todos ellos muertos en Cambrils por una agente de los Mossos d’Esquadra.

El grupo también lo integraba Younes Abouyaaqoub, que se encuentra fugitivo, mientras que otros miembros, Mohamed Aala, Driss Oukabir y Salh El Karim han sido arrestados.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad