Los hosteleros de A Coruña protestan en la Praza de María Pita contra las restricciones a la actividad / EFE

Illa sorprende a los hosteleros de protesta: “No somos asesinos”

Poco antes de que el ministro de Sanidad anunciase el cierre del ocio nocturno, los hosteleros protestaban contra las restricciones de la Xunta en A Coruña

Medio centenar de profesionales de la hostelería protestaron este viernes en la Praza de María Pita de A Coruña contra las restricciones de la Xunta para frenar la propagación del coronavirus. Apenas dos horas después, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunciaba medidas similares para todo el Estado, incluido el cierre del ocio nocturno y la limitación de horarios hasta la una de la madrugada, sin que se puedan aceptar clientes más allá de la medianoche.

“Ya está bien, no más mentiras, no somos asesinos y si algo queremos con nuestro buen hacer es hacer felices a clientes y amigos”. Era uno de los mensajes de los manifestantes, que expresaban con contundencia que no quieren ser señalados como focos de contagios.

"Solo queremos trabajar"

En la Praza de María Pita, donde está la sede del Gobierno municipal, los hosteleros permanecieron media hora en silencio. “Sólo queremos trabajar, pedimos que se nos deje trabajar”, ha reclamado en declaraciones a los periodistas Daniel Mosquera, del pub Folk.

Ataviados de negro y respetando la distancia de seguridad, los empresarios de la hostelería de distintos barrios del centro de A Coruña se han concentrado en contra de las medidas impuestas por la Xunta en la comarca. En suma, las que obligan a bares y restaurantes a reducir el aforo de interiores y terrazas al 50%; a no usar las barras y a cerrar a las 00:30 horas; mientras que los locales de ocio nocturno tienen que permanecer clausurados.

La hostelería ofrece máxima colaboración

No es incompatible el deber cívico y la responsabilidad, con poder trabajar. Ese es el mensaje de los hosteleros. Mosquera ha indicado que van a colaborar “con el Ayuntamiento y con la Policía” para que todo salga bien, pues ellos son “los primeros afectados”. También lamentado que, tras los meses de cierre por el confinamiento, arrancar durante un mes y volver a parar supone cuantiosas pérdidas, por lo que recalcó la necesidad de permitir activar el ocio nocturno. 

Un manifiesto contra quienes les culpan

Tras la media hora de silencio, en la que han participado empresarios de bares, restaurantes y locales de ocio nocturno, se han fundido en un caluroso aplauso y han leído un manifiesto en el que han denunciado que las autoridades los “culpan” del aumento de casos, hecho contra el que se rebelan.

El encargado de leer este texto ha sido el empresario Lolo Villaverde, quien ha demandado volver “al trabajo digno” y ha reclamado que no les vuelvan a engañar al exclamar: “¡No más mentiras!”. “Una vida de trabajo duro para lograr un sueño, dar a la gente alegrías con un humilde hacer, preservando siempre el cariño y me culpas tú de algo ambiguo...”, ha recriminado el hostelero en alusión a los gobernantes.

En esta línea, ha asegurado que los empresarios del gremio han cumplido desde el primer momento “con entereza y profesionalidad” todas las medidas de adaptación de los locales que les han exigido para evitar contagios de Covid-19 desde el fin del estado de alarma.

Jugáis con la salud de las gentes y nos culpáis a nosotros del lío”, ha reprochado un efusivo Villaverde, que ha cargado contra quien los “señala” sin “prudencia ninguna” como “culpables de lo acaecido”. Asimismo, ha reprochado a las administraciones que sean “capaces” de “matar los sueños que dan de comer a muchas familias, calumniando nuestro buen hacer hacia los demás”.

Al final, concluyó, “el virus maldito se coge en cualquier sitio”.

Un artículo de Ana González

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad