Iglesias se sacrifica por un acuerdo con el PSOE

stop

El líder de Podemos renuncia a entrar en un gobierno de coalición si su presencia es el obstáculo y abre una vía de negociación con Sánchez

Pablo Iglesias, al inicio de la rueda de prensa que ha ofrecido hoy tras la reunión con Pedro Sánchez

Barcelona, 30 de marzo de 2016 (13:55 CET)

Cambio de rasante. Pablo Iglesias quiere sorprender en el último minuto. Y, tras su entrevista con Pedro Sánchez, se ha mostrado dispuesto a renunciar a colaborar en un gobierno de coalición. Sánchez se sacrifica, si su presencia es "un obstáculo", en beneficio de un acuerdo con los socialistas.

"Estoy dispuesto a ceder y a no estar en ese Gobierno", ha asegurado Iglesias, tras su reunión con el líder del PSOE.


La reunión y la sombra de Tarradellas

La sombra de Josep Tarradellas siempre está presente en este tipo de encuentros. Tarradellas aseguró, tras su entrevista con Adolfo Suárez, en la transición, que había ido muy bien, dejando a Suárez en una difícil situación, y obligando a las dos partes a seguir negociando. Iglesias ha actuado de la misma manera, sea cierto o no que ha existido una aproximación que pueda permitir la investidura de Sánchez.

"Ya no hay excusas. Tocaba ceder, y estoy muy contento, y ahora le toca al PSOE ceder", ha asegurado el líder de Podemos, tras la entrevista en el Congreso.


¿Quién se abstiene?

La cuestión es que existe una gran diferencia de interpretación. Iglesias se ha referido al pacto suscrito entre el PSOE y Ciudadanos, al asegurar que lo "respeta". Pero su idea es que se logre un acuerdo de gobierno entre los socialistas y Podemos, más Compromís y las Mareas, sin los 40 diputados de Ciudadanos.

Para Iglesias, la investidura de Sánchez se podría lograr con la abstención del partido de Albert Rivera. El PSOE, sin embargo, espera que sea Podemos quien se abstenga, después de defender el acuerdo con Ciudadanos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad