Hernández solo deja en Santiago seis concejales electos

stop

Currás se mantiene en la corporación y se incorporan siete nuevos ediles, entre los que está la directora del Instituto de Vivenda e Solo, Teresa Gutiérrez

Agustín Hernández llegó a la alcaldía de Santiago  tras la dimisión de Ángel Currás

14 de junio de 2014 (13:02 CET)

El próximo alcalde de Santiago, Agustín Hernández, ha presentado los nombres que formarán el equipo de Gobierno de la capital gallega tras numerosas vicisitudes, desde la dimisión de Conde Roa hasta la condena por prevaricación de siete ediles por pagar la defensa de un compañero de partido y de corporación salpicado por la Operación Pokemon.

Con este currículum a la espalda y la crisis institucional que ha quebrado los planes del dimitido alcalde, Ángel Currás, en Santiago quedarán solo seis concejales elegidos por la ciudadanía al votar la lista del Partido Popular en las últimas elecciones: Reyes Leis, Marta González, Luis Meijide y José María Rosende, además del propio Currás, que mantiene su acta de concejal para ayudar en el aterrizaje de Hernández. Por lo menos hasta nuevo aviso.

La nueva corporación

En el nuevo equipo entran rostros conocidos. El conselleiro de Territorio e Infraestructuras ha fichado a una compañera de viaje en el trabajo de su departamento en la Xunta, Teresa Gutiérrez. Ingeniera de Caminos, tomó en abril del pasado año las riendas del Instituto Galego de Vivenda y Solo. También estará María Jesús Sainz, senadora por el Partido Popular, ex conselleira de Educación y ex diputada.

Completan los puestos vacantes que dejan los siete ediles condenados María Antón, gerente de Consorcio de Santiago ; Manuel Martínez, secretario del Concello de Boiro; Ramón Quiroga, subdirector xeral de Promoción da Igualdade, María José Corral, procedente de Medio Ambiente y Alejandro Sánchez Brunete, quien ya fuera concejal del Partido Popular en Santiago.

Ninguna de las siete nuevas caras figuraba en las lista del PP en las municipales. Sí lo estaba Hernández, aunque en el último puesto, en lo que entonces parecía una hecho anecdótico.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad