Guerra abierta entre el PSdeG y las mareas gallegas

stop

Martiño Noriega censura a los socialistas porque "parece que no quieren gobernar"; Besteiro pide que faciliten "un cambio real"

Los socialistas José Ramón Gómez Besteiro y Pedro Sánchez en el mitin de A Coruña | EP

en A Coruña, 07 de marzo de 2016 (14:20 CET)

El fallido intento de formar Gobierno por parte del socialista Pedro Sánchez ha originado una guerra abierta en Galicia entre los ayuntamientos de las mareas y el PSdeG, que les reclama su apoyo para propiciar "el cambio", al igual que hizo esta formación en el ámbito municipal.

El secretario general del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, recordó este lunes que su formación, "con responsabilidad", siempre facilitó dicho cambio "donde tuvo oportunidad". En este sentido, ha vuelto a requerir a los ayuntamientos gobernados por las mareas, donde apoyaron la investidura de sus alcaldes, que faciliten "un cambio real", dejando bien claro que no se trata de una "amenaza".

Difícil de entender

"Entendíamos que lo que tocaba era propiciar ese cambio, y eso es lo que le pedimos a otras fuerzas políticas, que facilitaran el cambio", ha señalado, y ha añadido que el PSdeG "nunca" pidió "un cheque en blanco" por apoyar esos gobiernos, aunque sí "la disponibilidad para que el cambio fuera real".

Según Gómez Besteiro, "desgraciadamente, algunos no lo acaban de entender", y tampoco son capaces de justificar su posición política – en contra de la investidura de Pedro Sánchez –, cuando "de 300 propuestas para el cambio solo tienen problemas con ocho". "Es difícil que los ciudadanos entiendan eso", ha insistido.

Cuestión de aritmética

En opinión del alcalde de Santiago, Martiño Noriega, "el PSOE está dando la espalda a esa aritmética" al no querer ver que un pacto de izquierdas aportaría más apoyos a Pedro Sánchez que cualquier otra alternativa. Entiende, por tanto, que los socialistas "no quieren verdaderamente gobernar" y que únicamente están "manteniendo un juego de escenificación con vistas a unas nuevas elecciones".

El regidor compostelano ha aconsejado al PSOE que "se preocupe de abrir una nueva etapa" y que tenga en cuenta "la aritmética de las nuevas voluntades de una izquierda plural". En el ámbito local, afirma que "hubo muy poco amor" entre Compostela Aberta y el PSOE y apunta al pleno de presupuestos como una ocasión excepcional para "testar" la posición del grupo que lidera Paco Reyes: si "respeta" que el equipo de gobierno pueda contar con "una herramienta presupuestaria" propia o prefiere dejar a la ciudad con "unos presupuestos prorrogados del PP".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad