Gonzalo Caballero, secretario xeral del PSdeG

Gonzalo Caballero abre la puerta a reconocer a Galicia como nación

El líder de los socialistas gallegos aboga porque Galicia tenga el mismo estatus que Cataluña o País Vasco y que pueda llegar a reconocerse como nación

Gonzalo Caballero mueve ficha y aboga por reconocer a Galicia como nación en el caso de que se haga lo propio con Cataluña o País Vasco. Así lo ha defendido el secretario xeral del PSdeG-PSOE en una entrevista con Europa Press. En ella ha asegurado que “Galicia es una nacionalidad histórica, que es como está definida en la Constitución, y cualquier avance hacia una configuración en la que las nacionalidades históricas pudiesen reconocerse como naciones exigirá que Galicia así lo sea”.

Según Caballero, la comunidad gallega debe tener "mismo estatus constitucional que puedan tener el País Vasco o Cataluña" para la comunidad gallega, aunque recalca que "el conjunto de la soberanía reside en el Estado español en su plenitud".

El acuerdo BNG-PSOE

De esta forma, Caballero se alinea con uno de los puntos del acuerdo suscrito entre BNG y PSOE, en el que también se contempla el "impulso de las reformas necesarias para adecuar la estructura del Estado al reconocimiento de los sentimientos nacionales de pertenencia". Preguntado por su postura sobre la reforma constitucional, el jefe de filas de los socialistas gallegos reconoce que el actual término que recoge la Constitución, el de "nacionalidad histórica", "ha resultado cómodo" a los socialistas gallegos pero se ha mostrado "abierto" a abordar una nueva "configuración" si se dan las "mayorías suficientes para hacer este tipo de reformas".

En todo caso, Caballero ha recalcado que también estarán "cómodos" si un nuevo texto "reconoce que las nacionalidades históricas sean naciones" pero "siempre entendiendo que esto no puede romper la soberanía que reside en el conjunto del Estado Español".

Y es que Gonzalo Caballero pone en valor el "planteamiento galleguista" del PSdeG, que pasa por "defender el autogobierno, el Estado de las Autonomías". "Defender a Galicia pero hacerlo también desde una perspectiva integradora, de entender que nosotros no queremos poner fronteras", señala en una entrevista en la que aboga por trabajar por una "España plural, diversa, de justicia social y que no genere trincheras".

Tras el camino de Sánchez

Las declaraciones de Gonzalo Caballero se producen en el arranque de un año marcado por las elecciones autonómicas que, previsiblemente, tendrán lugar en otoño y apenas unos días después de la investidura de Sánchez. Sobre este último punto, el líder de los socialistas gallegos ha asegurado que el gobierno de coalición pactado entre PSOE y Unidas Podemos está "generando mucha ilusión y muy buenas vibraciones" entre el electorado progresista.

"Era una anomalía que en una democracia occidental de corte parlamentario como la española no existiese un gobierno de coalición", señala Gonzalo Caballero, que sostiene, además, que responde a una "necesidad histórica" como, en su opinión, supone "frenar el discurso de una ultraderecha demagógica, populista" y que busca "romper el marco de convivencia".

A vueltas con la AP-9

En clave gallega, Caballero ha rechazado que el nombramiento de Yolanda Díaz como ministra de Trabajo pueda derivar en un aumento del apoyo a los rupturistas en Galicia en detrimento del PSdeG en un año en el que se celebrarán elecciones autonómicas. "Los votos se mueven de otra forma, los ciudadanos votan viendo lo que quieren para su país y para su gobierno y, en Galicia, hemos tenido en 2019 el mejor ejemplo de cómo funcionan los gallegos a la hora de votar. Medio millón de votos para el PSdeG y ese medio millón de votos para el PSdeG que yo dirijo es el que vamos a movilizar para las próximas elecciones", destaca.

[related:3]

Por su parte, sobre el traspaso de la AP-9 en este 2020 que contempla el acuerdo sellado entre el PSOE y el BNG, Gonzalo Caballero ha reivindicado que, a su juicio, fue el Partido Socialista el que "desbloqueó" el debate sobre la transferencia de esta infraestructura que Mariano Rajoy "impedía probablemente de forma jurídicamente dudosa". "Nosotros posibilitamos ese debate (en la pasada legislatura) pero es cierto que no teníamos una mayoría parlamentaria para aprobar esa cuestión y que los plazos al final fueron rotos por una convocatoria electoral", ha recordado.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad