La Guardia Civil registra la sede de los Mossos por el 1-O. Efectivos de la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra, en un operativo reciente. |EFE

La Generalitat rechaza la intervención a la policía catalana

stop

El gobierno catalán anunció que recurrirá a la justicia la coordinación conjunta de los cuerpos de seguridad

Economía Digital

La Guardia Civil registra la sede de los Mossos por el 1-O. Efectivos de la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra, en un operativo reciente. |EFE

Barcelona, 23 de septiembre de 2017 (17:04 CET)

El gobierno catalán rechazó la pérdida de competencias de la policía autonómica. El consejero del Interior, Joaquim Forn, dijo que el jefe de los Mossos ha explicado en la reunión con el fiscal de Cataluña que "no pueden aceptar que bajo el paraguas de la coordinación se pretenda dirigir el cuerpo" a través de un mando del Ministerio del Interior.

"Desde el gobierno de la Generalitat no aceptamos esta injerencia del Estado porque se salta todas los órganos que el marco jurídico actual dispone para coordinar la seguridad de Cataluña", ha subrayado Forn, quien ha añadido que los servicios jurídicos del Govern están estudiando la instrucción dada a los Mossos "para dar una respuesta jurídica" a la misma.

"El Estado pretende dirigir los operativos policiales de Cataluña a través de un alto cargo del ministerio del Gobierno español y este es un hecho inaceptable", ha continuado Forn, quien ha considerado que ya existen "organismos para coordinar técnicamente las actuaciones de los cuerpos policiales en Cataluña en el marco de la Junta de Seguridad y así se ha informado en la misma reunión a la Fiscalía".

Un coronel de la Guardia Civil coordinará a los Mossos

El Estado decidió que todos los cuerpos de seguridad presentes en Cataluña queden bajo un mando único, lo que supone el quite de las competencias de los Mossos d’Esquadra, la policía autonómica catalana. La policía autonómica, la Guardia Civil, la Guardia Urbana de Barcelona y otros cuerpos quedarán bajo las órdenes de Diego Pérez de los Cobos, coronel de la Guardia Civil y director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, quien fue nombrado como director técnico para coordinar los cuerpos.

El fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejeda, lo ha comunicado a los comandantes de la Policía, la Guardia Civil, la Guardia Urbana y los Mossos d'Esquadra.

El gobierno catalán estudia recurrir a los tribunales para detener el recorte de competencias a los Mossos

El major de los Mossos, Josep Lluís Trapero, concurrió a la reunión con una carpeta con alegaciones contra esta medida, que considera como "exagerada y extralimitada". La autoridad de la policía autonómica estima que el orden y la seguridad están garantizadas, y que las manifestaciones realizadas en los últimos días no presuponen un peligro para los ciudadanos. Además puntualizó que la coordinación de los cuerpos policiales es competencia de la Junta de Seguridad de Cataluña y no de la fiscalía.

La avanzada sobre la policía autonómica ya había sido adelantada por Romero de Tejeda tras considerar que los Mossos habían tenido una respuesta tibia para impedir la organización del referéndum del 1-O. Sin embargo, fuentes de Interior afirman que este paso no implica retirar ninguna competencia a la policía autonómica catalana. En lo esencial, agregan, el mecanismo de coordinación acordado es el mismo por el que a los mossos se les encomendó las actuaciones posteriores al atentado de Barcelona y Cambrils.

La ley orgánica de fuerzas de seguridad del Estado de 1986 contempla en su artículo 38.2 la intervención de Policía y Guardia en el mantenimiento del orden público en apoyo de los Mossos, como así Interior lo ha comunicado por carta a las autoridades catalanes para justificar el envío a Cataluña de unidades de Policía Nacional y Guardia Civil.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad