Galicia sale airosa del déficit a la carta de Montoro

stop

Tendrá que cumplir con un 1,2% del PIB, que supone rebajar cuatro centésimas respecto a 2012

Elena Muñoz, segunda por la izquierda, en el  Consejo de Política Fiscal y Financiera

01 de agosto de 2013 (03:33 CET)

No fue una sesión fácil para el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que sacó adelante, tras meses de resistencias, la propuesta de un objetivo de déficit específico para cada comunidad autónoma --el llamado déficit a la carta-- con la oposición de Catalunya, Asturias y Canarias, y la rebelión inesperada de Madrid.

Con estos votos en contra y las abstenciones de Andalucía, Aragón, Navarra y Extremadura, el Consejo de Política Fiscal y Financiera de este miércoles dio el visto bueno a un reparto del esfuerzo asimétrico, cada comunidad tendrá un objetivo de déficit distinto en 2013. Galicia, que votó a favor, no salió mal parada.

Tendrá que cumplir con un 1,2% del PIB, lo que supone rebajar cuatro centésimas desde el déficit público del 1,26% con el que cerró 2012. Un recorte ligero, que premia los severos ajustes que lo precedieron.

El dilema de los criterios objetivos


Pese a todo, Galicia podría considerarse perjudicada en el reparto de Montoro. El Gobierno ha acordado que Murcia, Andalucía, Islas Baleares, Comunitat Valenciana y Catalunya, registren un déficit superior al 1,3% este año, mientras que el resto, en el que se incluye la comunidad gallega, ajustarán más sus cuentas para cuadrar el objetivo de déficit contemplado en el programa de estabilidad.

Podría sentirse perjudicada, pero no es el caso. La conselleira de Facenda, Elena Muñoz, aseguró sentirse “satisfecha”.

La prioridad para la Xunta era que se tuviese en cuenta el esfuerzo realizado en forma de recortes en los años precedentes y, en consecuencia, que la exigencia fuese menor este año. Muñoz entiende que este criterio “objetivo” se ha respetado. “"Entendemos que se ha tenido en cuenta el esfuerzo que han realizado las comunidades autónomas que llevamos cumpliendo el objetivo en los últimos años", explicó al término del Consejo.

Objetivo común el próximo año

Pero la satisfacción de Galicia no es extensible a todas las comunidades. Consciente de ello, Montoro fue generoso con los halagos una vez finalizada la reunión. Calificó de "inédita" la experiencia y aseguró que para el año que viene se mantendrá el objetivo común para todas las regiones, situado en el 1%.

La idea del Gobierno, según el ministro, era fijar los objetivos por comunidades de manera "realista y alcanzable" y teniendo en cuenta las asimetrías del cierre de 2012, a pesar del gran esfuerzo que hicieron todas las regiones.

Para el ministro, "lo importante" es acabar con crisis cuanto antes y volver al crecimiento económico creador empleo, algo que no es posible si no se equilibran las balanzas públicas. "El compromiso de las comunidades es claro e incuestionable, incluso de las que han votado en contra", aseveró.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad