Movilizaciones en toda España en contra de la sentencia de 'La Manada'. El movimiento feminista es uno de los tantos sectores de la sociedad descontento con el gobierno. Foto: EFE

Galicia sale a la calle contra la sentencia de ‘La Manada’

stop

Hay concentraciones convocadas en todas las ciudades gallegas; políticos de En Marea, BNG y PSdeG muestran su rechazo a la sentencia

Movilizaciones en toda España en contra de la sentencia de 'La Manada'. El movimiento feminista es uno de los tantos sectores de la sociedad descontento con el gobierno. Foto: EFE

en A Coruña, 26 de abril de 2018 (20:06 CET)

“No es abuso, es una violación”.  Es la consigna que se repite en numerosas movilizaciones convocadas esta tarde por toda España tras la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra, que condena a los miembros de La Manada a nueve años de cárcel por abuso sexual, pero desestima la petición de agresión de la Fiscalía, que pedía 22 años de cárcel.

Decenas de manifestantes mostraron su indignación frente al tribunal al conocer el fallo. La protesta se ha extendido por todo el territorio, incluyendo Galicia, donde están convocadas movilizaciones en las siete ciudades y en numerosas localidades. Al menos 23 convocatorias están recogidas en la página del movimiento feminista Marcha Mundial Mulleres Galicia.

 

A lo largo del día también han sido numerosos políticos los que han expresado su sorpresa y su rechazo con el dictamen de la Audiencia. Ana Pontón (BNG), lo consideró “vergonzoso”. “Si es machista no es justicia”, publicó en su Facebook parafraseando uno de los lemas de las convocatorias de esta tarde.

Alexandra Fernández (En Marea) se pronunció en el mismo sentido: “La víctima es la responsable de poner su vida en riesgo para que quede suficientemente claro que la están violando”, dice en redes sociales. “La Justicia no está a la altura. Sexo sin consentimiento es una violación”, zanja.

 

También Carmela Silva (PSdeG), presidenta de la Deputación de Pontevedra, mostró su incredulidad al conocer la sentencia. “Es incomprensible”, dijo. Desde el "respeto más absoluto" a las decisiones judiciales, matizó, cree que en España "no hay leyes que garanticen la libertad, la seguridad y los derechos de las mujeres", por lo que abogó por cambiar la legislación.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad