La central térmica As Pontes, propiedad de Endesa, es una de las instalaciones más contaminantes de España | EFE

Galicia pasa del cambio climático y dispara sus emisiones

stop

Un informe del Observatorio de la Sostenibilidad sitúa a Galicia como la comunidad en la que más aumentaron las emisiones contaminantes en los últimos diez años

Pablo Barro

Economía Digital 

La central térmica As Pontes, propiedad de Endesa, es una de las instalaciones más contaminantes de España | EFE

A Coruña, 30 de mayo de 2018 (04:55 CET)

Europa tiene marcada una hoja de ruta para descarbonizar su economía en los próximos años. España ultima una ley de cambio climático que busca reducir las emisiones y, mientras tanto, el sector energético e industrial gallego es, junto con el asturiano, el único que aumenta sus emisiones de gases de efecto invernadero en los últimos diez años, según se desprende del informe sobre las empresas más contaminantes de España presentado este martes por el Observatorio de la Sostenibilidad.

En concreto, entre los años 2008 y 2017, las grandes empresas de Galicia han aumentado un 38% sus emisiones, mientras que en el conjunto del Estado han descendido un 13%. En el último año –de 2016 a 2017– el incremento en la comunidad también ha superado la media nacional. Si las emisiones crecieron un 10% en toda España, en Galicia lo hicieron en un 14%.

Según el documento, que analiza las emisiones procedentes de fuentes fijas sometidas al mercado de emisiones incluidas en en el Registro Nacional del Emisiones (RENADE), las actividades que más emiten son las que tienen que ver con a combustión energética del carbón, y ahí Galicia tiene mucho que decir, ya que cuenta con dos de las principales centrales térmicas que se alimentan con este combustible: las plantas de Meirama (Gas Natural) y As Pontes (Endesa).

Los malos humos de Endesa

Precisamente Endesa encabeza la lista de empresas más contaminantes, con 33,6 millones de toneladas equivalentes de CO2 emitidas, el 24% de todas las emisiones fijas (no incluyen las del transporte, hogares, servicios o agricultura), un porcentaje que, sumando firmas como Gas Natural, EDP o Repsol –con una refinería en A Coruña– asciende hasta rozar el 50%.

En los próximos años, Galicia tiene la posibilidad de darle la vuelta a esta situación y convertirse en la comunidad que más reduzca las emisiones. No será por voluntad propia, sino por un imperativo legal de Bruselas, que a partir del 1 de julio de 2020 no permitirá operar a las térmicas que adapten sus instalaciones a la nueva directiva de emisiones. Endesa ya trabaja para que la de As Pontes esté en condiciones de cumplir llegada esa fecha, pero Gas Natural aún no ha movido ficha al respecto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad