Galicia lidera la compra colectiva de carburante 

stop

Los clientes buscan alternativas a los precios más altos de España: Pontevedra y A Coruña son, junto con Madrid, las provincias con más personas inscritas en la acción promovida por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)

La competencia y los impuestos influyen en el precio final del carburante

en A Coruña, 20 de junio de 2016 (00:32 CET)

A pesar de ser de las pocas regiones que cuenta con una refinería, Galicia es una de las comunidades con los precios del combustible más altos, en parte porque la Xunta aplica el tipo máximo del tramo autonómico del impuesto sobre hidrocarburos. Esto provoca que tres de las cuatro provincias gallegas figuren entre las más caras de España para llenar el depósito.

Por este motivo, no es de extrañar que Pontevedra y A Coruña figuren, junto con Madrid y Barcelona, entre las comunidades con más personas inscritas en la segunda compra colectiva de carburante que promueve la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) para ahorrar dinero en los repostajes.

Ahorro anual

La iniciativa cerró este domingo el plazo de inscripción con cerca de 35.000 solicitantes. Los participantes en la anterior compra colectiva, organizada en mayo del pasado año, obtuvieron un ahorro medio de 75 euros al año en combustible, según los datos de la OCU.

Según las estimaciones de la organización, el 42,8% de los inscritos recorre entre 5.000 y 15.000 kilómetros al año con su vehículo, lo que representa entre uno y dos repostajes al mes. Sólo el 8,6% de los conductores llena su depósito con menos frecuencia.

Prima el diésel

Por tipo de carburante, el diésel es el más demandado. El 69,5% de los inscritos lo usan, frente al 28% que se decanta por la gasolina. La mayoría coincide en señalar a Repsol y Cepsa como sus estaciones de servicio predilectas, seguidas de Galp y BP.

Una vez cerrado el plazo de inscripción, sólo falta que la organización de a conocer los ganadores y el ahorro individual colectivo. Lo que es seguro, es que un buen número de gallegos dejará de pagar más que el resto de los españoles por su gasolina, que para los demás consumidores seguirá entre las más caras del país.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad