Galicia despide a Adolfo Suárez

stop

Desde políticos hasta el Deportivo, club del que era presidente de honor, lamentan la muerte del ex presidente

23 de marzo de 2014 (19:39 CET)

También en Galicia se han escuchado condolencias por la muerte del primer presidente de la democracia, Adolfo Suárez. El máximo mandatario gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha mostrado su “pesar y tristeza” en nombre del Gobierno gallego por el fallecimiento del ex dirigente político, a quien a definido como una persona “que ya está en la Historia de España y en la memoria y el corazón de todos los españoles”.

"Siempre se mantuvo erguido", dijo Feijóo sobre quien se negó a tirarse al suelo en el intento de golpe de Estado del 23-F en 1981. "Siempre será un modelo de político y un modelo de persona".

"Sin la puerta que abrió Suárez, los gallegos no podríamos tener reafirmada nuestra singularidad como pueblo en el Estado de las autonomías", manifestó por su parte el secretario xeral de los socialistas gallegos, Xosé Ramón Gómez Besteiro.

Presidente de honra del Dépor

Pero no sólo la clase política ha despedido a Suárez, también otras entidades. El Deportivo de La Coruña resaltó la gran simpatía que el ex presidente tenía por el club gallego, por lo que fue nombrado presidente de honor en 1977.

Adolfo Suárez era un reconocido deportivista por la vinculación familiar y futbolística que tenía con la ciudad de A Coruña. Nieto de coruñeses e hijo del procurador Hipólito Suárez Guerra, en sus años de juventud en la ciudad llegó a militar en los juveniles del Dépor. Fue en el año 1949, entrenado por el argentino Alejandro Scopelli (técnico con el que el Deportivo alcanzó el primer subcampeonato de Liga de su historia) y teniendo como compañero en el equipo a Luis Suárez.

El expresidente blanquiazul Antonio Álvarez lo nombró en 1977 presidente de honor del Deportivo, y en 2002, Augusto César Lendoiro le entregó el carnet de socio número 30.000, en el momento de mayor respaldo social al Deportivo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad