Galicia: casi 40 años en busca de una marca

stop

El Foro Económico demanda la creación de una imagen propia de la comunidad de cara al exterior que integre cultura, comercio, turismo y medio ambiente y sea coordinada por el Parlamento

Camión promocional de Galicia Calidade

24 de julio de 2014 (01:45 CET)

La comunidad gallega lleva “casi 40 años trabajando” en la búsqueda de una marca de país, pero aún no lo ha conseguido. Es una de las conclusiones que se extraen del último informe realizado por el Foro Económico de Galicia, plataforma dirigida por el catedrático de la Universidad de Vigo, Santiago Lago. El documento señala la necesidad de avanzar en la elaboración de una marca propia que integre cultura, comercio, turismo y medio ambiente. Esta debe desarrollarse en base a consensos cuyo primer escenario debe ser el Parlamento autonómico, para luego enriquecerse con las aportacions de agentes económicos y actores sociales.

El informe, presentado este miércoles en Santiago por el catedrático de Economía y ex presidente de la Xunta, Fernando González Laxe, y el periodista José Luis Gómez, destaca que la creación de una marca-país, si bien no constituye una solución por sí sola, "sí es un paso importante para poder generar sinergias de trabajo político y económico en un territorio". Así, el documento destaca como desde los inicios de la democracia, la comunidad ha realizado esfuerzos para reforzar el posicionamiento de Galicia en el exterior, aunque con resultados dispares.

Un proyecto inacabado

“Galicia tuvo desde su origen de autonomía un compromiso con su estrategia de marca país con más o menos altibajos. Es un rasgo común de todas las presidencias de la Xunta, y los empresarios se fueron agrupando de cara a posicionarse”, destaca el informe, que recuerda la apuesta por las colectividades del exterior que se inició con el primer Ejecutivo de González Albor, para continuar con la creación de la Dirección General de Planificación Económica y Relaciones con la UE, la puesta en marcha de la Fundación Galicia-Europa, la Secretaría de Relaciones con la UE, o el Consello Asesor de Acción Exterior, este último de la Xunta de Manuel Fraga. El bipartito de Emilio Pérez Touriño creó la Secretaría Xeral de Relacións Exteriores, que posteriormente el Gobierno de Núñez Feijóo suprimió para crear la Dirección General de Relaciones Exteriores y Unión Europea. De forma paralela, el sector empresarial constituyó ya en 1986 la Federación de Asociaciones Galegas de Empresarios no Exterior y más tarde contribuyó a la implantación de oficinas de representación en el extranjero coordinadas por el Igape y la patronal.

Laxe señala además que sobre el tema de la creación de una marca propia se publicaron dos libros blancos, uno de la epoca de Fraga y otro durante la legislatura gobernada por el bipartito. “Pero ninguna de las conclusiones se llevaron a cabo. Galicia lleva años trabajando en este ámbito pero aún no se puso de acuerdo, con campañas de promoción esparcidas en distinto campos pero no una marca única”.

Eslogan complicado

El estudio del Foro Económico pone como ejemplo de creación de una marca el caso de Costa Rica. Países como este han demostrado “que se tardan hasta cuatro años en elaborar y proyectar una marca país, en su caso bajo el eslogan Esencial Costa Rica”. De ahí que la plataforma abogue porque la creación de una marca gallega tiene que ser consensuada con todas las fuerzas políticas “ya que es algo que no corresponde solo a una legislatura”.

En la presentación del informe en Santiago también se han repasado los diversos eslóganes de países de cara al exterior, para considerar que el de Galicia (Á xente que quero, recoméndolle Galicia) es “demasiado complicado para poder entenderlo”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad