Galicia busca fórmulas para rentabilizar más su paisaje

stop

Los responsables de la Escola Galega da Paisaxe y Galicia Sustentable hacen un llamamiento a dejar atrás los complejos y poner en valor el territorio en el debate de Economía Digital

Redacción

De izquierda a derecha, Isabel Aguirre, Argelio Fernández (alcalde de A Fonsagrada), el presidente de la Deputación Gómez Besteiro, Julián Rodríguez y Marcos Pérez
De izquierda a derecha, Isabel Aguirre, Argelio Fernández (alcalde de A Fonsagrada), el presidente de la Deputación Gómez Besteiro, Julián Rodríguez y Marcos Pérez

16 de octubre de 2014 (04:32 CET)

“En Galicia somos tan ricos en paisaje, que los gallegos lo valoramos poco”. Así arrancó Isabel Aguirre, Premio Nacional de Arquitectura Manuel de la Dehesa y directora de la Escola Galega da Paisaxe, único centro de este tipo en España, su intervención en el debate Galicia en clave económica de A Fonsagrada (Lugo). La reflexión inicial planearía sobre toda la jornada, que se convirtió en un llamamiento a desechar todo complejo y abrir el camino para poner en valor el envidiable patrimonio natural de Galicia.

“La actividad humana es la que construye el paisaje”, apuntó Aguirre. Pero difícilmente se puede generar un desarrollo sostenible si se concibe de espaldas al paisaje. La creadora del mirador de A Cividade (Sober) resaltó, en este sentido, la importancia de la ordenación, la racionalidad y la aplicación de las normas, pero también apuntó a la necesidad de que la Administración eduque a los ciudadanos. “Se han hecho verdaderos horrores en edificios públicos”, apuntó.

Pero, ¿qué posibilidades ofrece a Galicia su paisaje? ¿Por qué está desaprovechado?

Sacudirse los complejos

Los ponentes invitados al debate de Galicia en clave económica, organizado por Economía Digital coincidieron en que el primer reto es sacudirse los complejos y los estigmas. "Es un orgullo que esté lloviendo, deberíamos cobrar por ver llover", anunció como declaración de intenciones Marcos Pérez Gulín, que citó al profesor Xan Carreira para romper una lanza a favor de los denostados minifundios: “"El problema del minifundismo es que no creamos máquinas adecuadas, destrozamos nuestro territorio para adaptarnos a máquinas contruídas por otros"

En el fondo del discurso de Marcos Pérez está el impulso de forzar un cambio de chip. Parte de la idea de que tenemos una enorme capacidad para interpretar y buscar soluciones a nuestro paisaje. Por ello, pidió que “se deje de echar a los jóvenes del rural”. “Tenemos que dejar que la gente joven nos dé su percepción del paisaje porque nos ofrecerán soluciones que nosotros ni siquiera sospechamos”, concluyó.

Aprovechar las oportunidades

Algunas de esas soluciones se fueron esbozando en A Fonsagrada. Por ejemplo, Aguirre destacó las posibilidades de la biomasa, que junto a la generación de energía tiene como correlato el cuidado del monte. También la puesta en valor del paisaje como elemento de atractivo turístico, sin tener reparos en cobrar “como sucede en Francia, Italia o Alemania”.

Finalmente, recordó el potencial de la industria forestal gallega, con unas condiciones inmejorables para la producción de madera, y la necesidad de impulsar el cultivo de hortalizas, área en la que Galicia es deficitaria.

De lo rural a lo urbano

Pero el paisaje también está en la memoria, en la industria y, por supuesto, en la ciudad. Aguirre incidió en los pocos ayuntamientos gallegos, apenas una veintena, que tienen aprobado y en desarrollo su Plan General de Ordenación Municipal y pidió que la nueva Lei do Solo agilice de manera clara la tramitación.

“Tenemos que mejorar en el sentido de comunidad. Lo que está fuera es para estar todos, es de todos. Hay que limpiar la casa por dentro, pero eso nos preocupa mucho más que limpiar por fuera”, sentenció Aguirre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad